PP, Podemos y Ciudadanos piden a la ministra de Justicia que explique sus vínculos con el comisario Villarejo

El número dos de los populares va un paso más allá y reclama la dimisión de Dolores Delgado

Agencias

Nueva tormenta política sobre el Gobierno de Pedro Sánchez, a cuenta de la ministra de Justicia y sus vínculos con el controvertido comisario Villarejo. Tanto Podemos como Ciudadanos coinciden en pedir la comparecencia en sede parlamentaria de Dolores Delgado. Y el PP va aún más allá: la acusa de mentir y reclama su dimisión inmediata. 

Fue el secretario general de los populares quien reprochó al jefe del Ejecutivo que Dolores Delgado siga siendo ministra. Según Teodoro García Egea es «una vergüenza para Pedro Sánchez y para el PSOE».

Para el número dos de los populares, que alude a unos audios del 2009 publicados por un diario digital que probarían un encuentro entre la titular de justicia, el polémico policía y el exjuez Baltasar Garzón, la situación es ya «insostenible».

Horas antes el propio Pablo Casado había exigido explicaciones a la ministra al apuntar que podría haber participado en una «mediación en estructura parapolicial» y haber mentido sobre su relación. 

Por su parte, Ciudadanos ha registrado en el Congreso la petición de comparecencia urgente de Dolores Delgado. Según Inés Arrimadas, portavoz del partido naranja, las grabaciones ponen de relieve que «parece que no ha dicho toda la verdad». Hace unos días la ministra negó cualquier tipo de relación personal o profesional con el comisario. 

Podemos, a través de su coportavoz Noelia Vera, también ha emplazado a Dolores Delgado a «dar explicaciones». 

El caso Villarejo desvela la intrusión masiva en ficheros policiales sensibles

melchor saiz-pardo
Imagen de archivo del comisario Villarejo, que está en prisión preventiva
Imagen de archivo del comisario Villarejo, que está en prisión preventiva

El comisario jubilado se valió de dos agentes y del descontrol de las bases de datos

El caso Villarejo ha destapado una realidad conocida desde hace años en el Ministerio del Interior: el uso fraudulento de las bases de datos policiales para asuntos ajenos a las investigaciones que, en ocasiones, hacen algunos funcionarios sin escrúpulos. El comisario jubilado José Villarejo, según informes de Asuntos Internos, se valió de la falta de control en los accesos a estos ficheros confidenciales para hacer consultas ilegales de manera masiva en, al menos, cuatro de estas bases, aunque los investigadores consideran que pudieron ser muchas más. Y todo para hacer negocio con esas informaciones. Los diferentes profesionales de la policía y la Guardia Civil y los técnicos de seguridad consultados apuntan a que el acceso irregular a estos archivos no es una práctica generalizada, aunque admiten que las entradas no se controlan previamente porque una supervisión a priori y la burocracia que acarrearían estos filtros provocaría el bloqueo de miles de investigaciones, que se basan en el cotejo y cruce de datos de sospechosos. Tampoco hay una auditoría periódica y posterior para determinar si las búsquedas realizadas por cada agente tenían que ver con sus investigaciones. Eso sí, cada consulta viene registrada y deja rastro personal del funcionario que la realiza, pero solo se investiga si hay denuncias o sospechas de irregularidades.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

PP, Podemos y Ciudadanos piden a la ministra de Justicia que explique sus vínculos con el comisario Villarejo