Rivera abre la puerta para que Susana Díaz convoque elecciones

Los socialistas dan por hecho que habrá un adelanto de los comicios, que podrían ser en noviembre

.

sevilla / colpisa

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, dio ayer por agotada la legislatura en Andalucía al reclamar casi en tiempo de descuento unos acuerdos sobre regeneración democrática recogidos en el pacto de investidura con el PSOE suscrito en el 2015. «Los pactos -dijo- se cumplen en todos sus puntos, no solo en algunos», e instó a los socialistas a rectificar en 48 horas su negativa de suprimir los aforamientos y reformar la ley electoral. Cambios de postura que deben llegar antes de que mañana se reúna el comité ejecutivo nacional de Ciudadanos para valorar el grado de cumplimiento del acuerdo entre ambas formaciones y «tome decisiones». Una decisión que en el PSOE andaluz creen que ya está tomada por el afán «electoralista» de Rivera para competir con el PP por el voto de la derecha.

Rivera ya había anticipado que Andalucía era un terreno prioritario y que se volcarían en las elecciones autonómicas, las primeras del calendario. Los sondeos apuntan a que podría adelantar al PP como segunda fuerza en la comunidad, un éxito que compensaría el declive de Ciudadanos tras la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la Moncloa en junio pasado. En ese contexto de recuperar terreno, se enmarcan las acusaciones de Rivera ayer sobre la «alergia» de PSOE y PP a la «regeneración democrática y a romper las redes clientelares» con las que reclamó a los socialistas que «cumplan su palabra».

La puesta en marcha de esas medidas es el argumento exigido, y de imposible cumplimiento, para mantener su apoyo al PSOE. «Ciudadanos ya ha cumplido apoyando la investidura y la estabilidad», afirmó Rivera, «quien de momento no lo está cumpliendo son el PSOE y Susana Díaz», a los que acusó de ser los primeros interesados en el adelanto electoral porque «lo que verdaderamente le preocupan son los ERE y la agenda judicial, y por eso intentan buscar alguna excusa para no cumplir el acuerdo». Las intenciones de Rivera de forzar el adelanto quedaron claras el martes pasado, cuando el líder regional de Ciudadanos, Juan Marín, denunció que los incumplimientos del PSOE del acuerdo con su partido «nos libera de las obligaciones de cumplir con nuestra parte».

En el PSOE andaluz no ocultan que esta estrategia «partidista» aboca al adelanto electoral. Susana Díaz advirtió, no obstante, que la fecha electoral «se va a decidir aquí, en Andalucía, no en otro sitio y fuera de esta tierra». En el horizonte está la fecha del 26 de septiembre, cuando debería llegar a pleno la reforma de la Ley de Igualdad, una de las propuestas en las que Díaz más se ha involucrado en esta legislatura y que ha sido consensuada con el resto de grupos. Todo apunta a que después podría llegar la disolución de la Cámara andaluza para celebrar elecciones a mediados de noviembre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rivera abre la puerta para que Susana Díaz convoque elecciones