Pedro Sánchez afirma que la demanda de Puigdemont contra Llarena «no es una cuestión privada, sino de Estado»

El presidente del Gobierno defiende desde Chile que se investigue a los Mossos por su actuación sobre lazos amarillos

Pedro Sánchez en Chile
Pedro Sánchez en Chile

Santiago de Chile

La demanda civil interpuesta en Bélgica por el expresident Carles Puigdemont contra el juez instructor del procés, Pablo Llarena, «no es una cuestión privada, sino de Estado», tal y como ha dicho el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, esta madrugada desde Chile. Y ha subrayado que el Ejecutivo lo tuvo claro desde el primer minuto.

Así ha intentado Sánchez zanjar la polémica abierta por el cambio de discurso por parte del Gobierno en torno a este asunto. La semana pasada, el Ejecutivo diferenciaba de forma expresa entre la defensa de la jurisdicción española y la personal del juez, a quien decía no podía representar por actos privados. Se refería con ello el Ministerio de Justicia a un aspecto de la demanda de Puigdemont que alude a la falta de imparcialidad del juez Llarena por unas manifestaciones que realizó en un acto público en Oviedo el pasado febrero, donde al ser preguntado por la causa que instruye negó que pudiera hablarse de la existencia de «presos políticos».

Esta distinción desapareció en el comunicado oficial remitido este domingo por Moncloa, tras las críticas de jueces y fiscales por lo que consideraban dejar desamparado a Llarena. La nota subrayaba que el Gobierno defendería el sistema judicial español y al magistrado Llarena.

Preguntado en la rueda de prensa conjunta con el presidente chileno, Sebastián Piñera, si el Gobierno estaba rectificando, Sánchez respondió: «El Gobierno escucha y lo que ha hecho ha sido atender desde el primer momento los requerimientos del Consejo General del Poder Judicial», el órgano de gobierno de los jueces.

En función de cómo se iban produciendo esos requerimientos, el Ejecutivo los ha ido atendiendo «siempre de manera positiva». «No es una cuestión de defender a un juez u otro con nombre y apellidos, sino que es una cuestión de que el Estado tiene que defender su soberanía jurisdiccional cuando ésta se ve puesta en cuestión», ha zanjado.

Investigar a los Mossos

Además, Sánchez ha respondido al president Quim Torra que su proyecto para Cataluña pasa por ser «escrupulosamente respetuoso con el autogobierno» y ha defendido que la Fiscalía investigue a los Mossos por identificar personas que retiraron lazos amarillos.

Sánchez se ha referido a las críticas de los dirigentes independentistas a la Fiscalía por actuaciones como la de investigar a los mossos en relación con esos hechos. El jefe del Ejecutivo ha comentado que a veces escucha declaraciones de esos dirigentes en las que «aprovechan el lógico desconocimiento de la ciudadanía para saber el proceder de los fiscales en un estado social y democrático de derecho para confundirla».

«La Fiscalía es autónoma y, en consecuencia, lo que hace el Gobierno de España es respetar la autonomía de la Fiscalía», ha recalcado.

Y en relación con este caso concreto, el de la identificación por parte de los Mossos de personas que retiraron lazos amarillos, ha considerado que la Fiscalía está obligada a pedir esa información.

Sánchez se ha referido también a las declaraciones del president Torra en las que le ha pedido que dé a conocer su proyecto para Cataluña. Ante esas palabras, ha subrayado que la propuesta del Gobierno con Cataluña es la de unir a los catalanes en torno a un proyecto que supere la crisis de convivencia que existe.

Para el presidente del Gobierno, la sociedad catalana ha manifestado reiteradamente en las elecciones que si apuesta por algo es por el autogobierno de Cataluña. «Y esa es la propuesta del Gobierno, ser escrupulosamente respetuoso con el autogobierno de Cataluña», ha resaltado antes de recordar que, en ese contexto, en las comisiones bilaterales que se han puesto en marcha ha revisado los recursos de inconstitucionalidad a algunas leyes del Govern y el Parlament que «enrarecieron» el ambiente.

Sánchez ha insistido en que entiende que el autogobierno de Cataluña es el objetivo que aglutina un mayor porcentaje de ciudadanos catalanes.

El PP pide la dimisión de la ministra de Justicia por el caso Llarena

Europa Press
Ignacio Cosidó y Dolors Montserrat, en el Senado
Ignacio Cosidó y Dolors Montserrat, en el Senado

Los populares señalan a Dolores Delgado por su «inacción» en la defensa del juez del Supremo

El PP ha exigido la dimisión de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, o su cese por el presidente del Gobierno, por su «inacción» en la defensa del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena tras ser denunciado en Bélgica por Carles Puigdemont y otros políticos catalanes fugados. Reclaman además al Ejecutivo disculpas públicas al magistrado.

Los portavoces del Grupo Popular en el Congreso y en el Senado, Dolors Montserrat e Ignacio Cosidó, han anunciado además una interpelación a la ministra en el Senado sobre este asunto, tras la cual presentarán una moción para reprobar a la titular de Justicia si aún sigue en su puesto. Los populares cuentan con mayoría absoluta en esta Cámara. Una propuesta similar se presentará después en el Congreso.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Pedro Sánchez afirma que la demanda de Puigdemont contra Llarena «no es una cuestión privada, sino de Estado»