El PP no dará batalla legal, pero insta a no reabrir heridas

Ciudadanos pide la reconversión del Valle de los Caídos en lugar de reconciliación

.

Madrid / La Voz

Una vez aprobado el decreto ley para la exhumación de los restos de Franco, el Gobierno confía en encontrarse con una autopista en el Congreso para empezar cuanto antes con el traslado. En principio ningún grupo parlamentario votará en contra, pero otra cosa muy distinta es que los partidos en la oposición vayan a convertir el mes que se presenta por delante en un camino de rosas para Pedro Sánchez, y, por descontado, tratarán de emplear el asunto para sacar rédito político.

El PP volvió a confirmar este martes que no presentará batalla jurídica siempre y cuando el decreto-ley que pretende impulsar el Gobierno cumpla con todas las garantías legales, pero su presidente, Pablo Casado, consideró que la decisión del Ejecutivo supone la reapertura de «viejas heridas no conducen a nada», por lo que instó al jefe del Ejecutivo a que mire hacia el futuro y se preocupe por «lo que tiene que pasar en España en los próximos 40 años y no en lo que ocurrió hace 40». El dirigente popular ensalzó la ejemplaridad de la Transición e invitó a todos los actores políticos a pasar página de una vez por todas tras la Guerra Civil y el franquismo.

En el mismo sentido, pero de una forma mucho más contundente que Casado se pronunció ayer el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, que acusó al PSOE y a Izquierda Unida de centrar su actividad política en acabar con los vestigios del franquismo. «No sé si no hubiera sido por Franco qué habría sido del PSOE y de IU», manifestó ayer el número dos de Ángel Garrido durante una visita a la localidad madrileña de Cadalso de los Vidrios.

Rollán acusó a Sánchez de «generar crispaciones totalmente innecesarias» y, en la línea de su presidente, «centrarse en los vivos y preocuparse por los verdaderos problemas de los españoles y madrileños».

«No es una solución global»

Por su parte, la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, criticó en Antena 3 que la intervención que propone Sánchez no es «una solución global» al «problema» del Valle de los Caídos, y reivindicó la reconversión de este espacio en un lugar para «la reconciliación», tal y como aprobó el Congreso de los Diputados en la pasada primavera. Es decir, que invita al presidente del Gobierno a que la actuación sea completa, y que no se limite a la retirada de los restos del dictador.

La jefa de la oposición en Cataluña no quiso confirmar cuál será la postura de su grupo parlamentario en el Congreso durante la nueva votación del decreto -ley que se llevará a cabo la segunda o tercera semana de septiembre, pero parece difícil que modifique el sentido de su voto respecto a la de mayo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El PP no dará batalla legal, pero insta a no reabrir heridas