La mujer del atacante de Cornellá declara que el argelino se quería suicidar por la «vergüenza de ser homosexual»

El hombre fue abatido cuando intentaba asaltar la sede de los Mossos d'Esquadra con un cuchillo al grito de «Alá es grande»

Abatido un hombre al atacar la comisaría de Cornellà Un hombre argelino intenta atacar a una agente de los Mossos d'Esquadra al grito de 'Alá es grande' . A los Mossos no les constan antecedentes penales del atacante, que estaba en situación de arraigo familiar con una mujer española

Redacción

La mujer del atacante de Cornellà de Llobregat (Barcelona) ha explicado que él quería suicidarse por ser homosexual al temer que por eso no le aceptara la comunidad musulmana, han informado fuentes cercanas al caso. Según ha avanzado la Cadena Ser, ella tiene esta impresión y ha explicado a los investigadores que su marido le había dicho varias veces que pretendía suicidarse.

La mujer supo hace uno año que él era gay y así lo admitió él, lo que acabó llevando a que empezaran a tramitar la separación entre ambos, que además se habían casado para que él pudiera residir en España. La mujer ha declarado que quizá el atacante ha atentado contra la comisaría para camuflar su suicidio, consciente de que podían abatirlo.

Por ahora, y mientras no trascienden más detalles de la declaración de la mujer del abatido, los Mossos d'Esquadra tratan como un «atentado terrorista» el ataque en su comisaría de Cornellà, en el que un hombre ha sido abatido tras entrar armado con un cuchillo y abalanzarse contra una agente con una voluntad «claramente homicida».

Así lo ha indicado en rueda de prensa el comisario Rafael Comes, jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Central, uno de los número 2 de los Mossos, que ha resaltado que por el momento no les consta ninguna vinculación entre el asaltante y la célula terrorista que perpetró los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona).

El comisario ha asegurado que por ahora investigan los hechos como un «atentado terrorista» porque han sido «extremadamente graves», ya que el hombre ha entrado con una «voluntad claramente homicida y predeterminada para agredir a la agente y acabar con su vida», ante lo que la policía ha utilizado su arma de fuego para salvar su integridad.

Los hechos ocurrieron a las 5.52 de esta mañana cuando el hombre, al entrar en la comisaría, gritó «Alá es grande» («Allahu Akbar») con un cuchillo en la mano, por lo que el agente responsable del acceso a la comisaría en aquel momento le disparó. La mossa y el sargento jefe de turno, que estaba en un despacho contiguo, le pidieron que depusiera su actitud, si bien el hombre se abalanzó sobre la agente, momento en el que los policías abrieron fuego y le abatieron, según las fuentes.

El agresor, que según las primeras informaciones estaba identificado como Abdelouahab T. en su NIE, era natural de Argelia y no tenía antecedentes policiales.

Registro en la vivienda

Efectivos del Grupo de Intervenciones Especiales de la policía autonómica han registrado la casa en la que vivía en busca de pistas para conocer el motivo de su ataque. La vivienda está ubicada cerca de la comisaría que ha asaltado. Después de tres horas y media la comitiva judicial ha abandonado el inmueble en torno a las 18.45 horas. Los agentes han salido con varias bolsas de material y justo después los Mossos han retirado el cordón policial en torno al edificio, permitiendo a los vecinos desalojados por seguridad que volviesen a sus viviendas. 

Varios agentes de los Mossos en la puerta de la vivienda del asaltante abatido en la comisaria de Cornellá
Varios agentes de los Mossos en la puerta de la vivienda del asaltante abatido en la comisaria de Cornellá

Su mujer se convirtió al Islam

Abdelouahab T. estaba casado con una chica del municipio que recientemente se había convertido al Islam, según han explicado varios vecinos de la localidad a Europa Press. Según han relatado, la chica comenzó a ponerse el pañuelo cuando empezó a salir con el sospechoso, que es de religión musulmana.

No obstante, la pareja se separó la semana pasada, tal y como informa El Periódico, que cuenta que Abdelouahab y Luci, española de 40 años se conocieron hace dos años y empezaron una relación. Ella estaba separada de su anterior marido, un hombre asiático, con el que tuvo dos niñas. El periódico catalán relata que, tras un tiempo de relación, se casaron para que él pudiera permanecer en España. El motivo de la ruptura fue que Abdelouahab «había perdido la cabeza».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
27 votos
Comentarios

La mujer del atacante de Cornellá declara que el argelino se quería suicidar por la «vergüenza de ser homosexual»