Marlaska ve en la presión migratoria una situación excepcional controlada

Atribuye los problemas de los últimos días en la red de acogida a la «imprevisión» del Gobierno de Rajoy


Sevilla / Colpisa

Buques convertidos en centros de acogida, inmigrantes durmiendo en estaciones marítimas o polideportivos, comisarías desbordadas. La llegada de pateras en las últimas semanas está poniendo al límite la red de asistencia de España, aunque no se puede «hablar de colapso» sino de una situación «excepcional controlada y controlable» por el Gobierno y las oenegés, según aseguró ayer el ministro de Interior. Fernando Grande Marlaska visitó el dispositivo de atención a inmigrantes en Algeciras (Cádiz) para conocer la situación de primera mano y expresar su respaldo a los cuerpos de seguridad y los voluntarios que toman parte en él.

Marlaska defendió que se está dando una respuesta proporcionada en medios humanos y materiales, recordando la puesta en marcha de dos centros en la provincia de Cádiz a partir de la próxima semana para recibir «dignamente» a los inmigrantes y aumentando los fondos para un plan de emergencias migratorio en colaboración con Cruz Roja o CEAR. La situación, explicó, es fruto de la «imprevisión» del anterior Ejecutivo del PP, ya que desde el 2016 se observaba una tendencia al alza en la llegada de los inmigrantes por el cierre de la ruta del Mediterráneo central. No obstante, insistió en que el problema de la inmigración requiere una respuesta coordinada de la UE, porque se trata de una situación que atañe a todos los países miembros, y valoró positivamente la respuesta de cooperación que ofrece Marruecos. «Su conducta es absolutamente razonable y la de un país aliado, ellos también sufren los flujos migratorios», aseveró.

La visita sirvió también para respaldar a los cuerpos de seguridad, especialmente después de la última entrada irregular por la valla de Ceuta, donde los inmigrantes emplearon cal viva contra los agentes. «Demostraron una profesionalidad, un cumplimiento de la ley y una proporcionalidad digna de todo entendimiento», dijo, atajando las críticas de partidos como el PP, cuyo presidente Pablo Casado ayer mismo reclamó más apoyo y defensa de las fronteras de Europa.

El goteo de pateras continuó durante toda la jornada de ayer. 283 personas en 15 embarcaciones solo en el Estrecho, a los que se sumaron otras 16 en el Mar de Alborán y cuatro más en la valla de Melilla. Muchas de ellas ya pudieron desembarcar y ser atendidas por las oenegés después de que se habilitara una nave en Los Barrios para que durmieran quienes llevaban ya días esperando en tierra, y otros fueran reubicados en un polideportivo de Algeciras.

Un desembarco de inmigrantes sorprende a bañistas en una playa de Tarifa

LA VOZ

La lancha llegaba a toda velocidad cruzando el Estrecho de Gibraltar desde Marruecos

Una patera, con alrededor de 50 personas a bordo, sorprendió este viernes a los bañistas que estaban en la playa del Cañuelo, en Tarifa, provincia de Cádiz.

En la lancha venían jóvenes subsaharianos que cruzaron el Estrecho de Gibraltar desde Marruecos y fueron interceptados por la Guardia Civil, que finalmente no ha podido impedir que llegara a su destino.

Algunos testigos aseguran que entre los ocupantes de la embarcación había alrededor de tres menores y una embarazada.

Paralelamente, los registros oficiales indican que, sólo durante la jornada de este sábado, efectivos de Salvamento Marítimo han rescatado en aguas del Estrecho de Gibraltar a un total de 238 personas que navegaban en 13 pateras.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Marlaska ve en la presión migratoria una situación excepcional controlada