El Gobierno catalán desdeña al Consejo de Política Fiscal y no acude por segundo año consecutivo

El consejero Pere Aragonès argumenta que prefieren citas bilaterales


redacción / la voz

El Gobierno catalán volvió ayer a dar plantón por segundo año consecutivo al Consejo de Política Fiscal y Financiera, que se reunió para establecer la senda de déficit de cada región del 2019 al 2021 y para tratar cuestiones relacionadas con la reforma del sistema de financiación autonómica. La última reunión de ese ente creado en 1980 a la que asistió un consejero de Economía de la Generalitat fue la celebrada el 1 de diciembre del 2016 y en ella participó Oriol Junqueras. Pero desde entonces la deriva independentista de los gobernantes catalanes les ha llevado a evitar en lo posible los organismos derivados del Gobierno español e incluso del Estado. Su estrategia pasa por buscar un trato diferenciado al resto de comunidades autónomas para situarse en un marco superior. En esa línea priman los encuentros bilaterales Generalitat-Gobierno español frente a los que aglutinan a todas las comunidades.

El desplante a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, por parte del actual responsable de Economía catalán, Pere Aragonès, provocó las críticas, no solo de otras autonomías, sino de partidos catalanes como el PSC y Catalunya En Comú Podem (CatECP). Ambas formaciones han pedido la comparecencia de Aragonès para que explique en sede parlamentaria la renuncia del Gobierno catalán a asistir al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de ayer.

Según un comunicado de los comunes, el diputado David Cid ha defendido que «Cataluña debe tener una relación bilateral con el Estado», aunque considera importantes los marcos multilaterales para tejer alianzas con otras comunidades autónomas. 

«Falta de respeto»

Las críticas a Aragonés por parte de sus homólogos llegaron desde Canarias, Murcia y Madrid, así como de la Junta de Castilla y León. Su responsable económica, Pilar del Olmo, consideró la ausencia de Cataluña en la reunión como una «falta de consideración y respeto a lo que es España».

El vicepresidente del Gobierno catalán justificó su ausencia en una carta enviada a la ministra Montero en la que explica que prefiere negociar en la comisión bilateral Estado-Generalitat, que la ve «más adecuada» y muestra su desacuerdo con el mecanismo fijado para la toma de decisiones en el seno del consejo del que dice que es «poco más que una reunión de trámite donde se notifican y oficializan las posiciones de la Administración General del Estado, lejos de constituir un espacio para el consenso y el debate productivo», por lo que concluye que la participación de Cataluña en el Consejo de Política Fiscal y Financiera «tiene poco sentido».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Gobierno catalán desdeña al Consejo de Política Fiscal y no acude por segundo año consecutivo