Santamaría pone como ejemplo de integración al PPdeG, que de momento esconde sus cartas

Feijoo y Sáenz de Santamaría
Feijoo y Sáenz de Santamaría
L. Méndez
santiago, pontevedra / la voz

El PPdeG ya tiene las manos libres para desequilibrar la balanza de precisión que ha intentado mantener al menos públicamente en las últimas semanas con todos los candidatos a presidir el partido. Alberto Núñez Feijoo, que ha recibido a todos los aspirantes de la primera vuelta, ha vuelto a hacer los propio con los dos que han pasado el corte y que, salvo integración de última hora, se enfrentarán en el congreso de Madrid el próximo viernes y sábado. Ayer visitó Galicia Soraya Sáenz de Santamaría, que escogió Pontevedra para mantener un encuentro con dirigentes y compromisarios gallegos, convocados por el partido.

Feijoo puso como condición para desvelar sus cartas que ambos contendientes hubiesen expuesto sus propuestas, y ya lo han hecho. Ayer, ante la exvicepresidenta, reivindicó la libertad de los 327 delegados de la comunidad a votar en conciencia, pero tampoco descartó que hacia el final de la semana pueda existir una convocatoria en clave gallega en la que la dirección trate de orientar el voto, de forma que los compromisarios de Galicia «compartan o mesmo criterio». Esta última frase es del portavoz del PPdeG en el Parlamento, quien consideró «normal» que pueda existir un posicionamiento más o menos homogéneo atendiendo a los intereses de Galicia y a las personas que puedan sumarse directamente al proyecto de ambos candidatos: «Dicir que o PPdeG é unánime non é descubrir o Mediterráneo», afirmó Pedro Puy restándole importancia al hecho de que la dirección oriente el voto, aunque aseguró que hablaba «por intuición» y como un «delegado máis».

Esa sensibilidad común apuntaría a un apoyo de Galicia para Pablo Casado, aunque el PPdeG es consciente de que existirán delegados que optarán por Soraya Sáenz de Santamaría, que ayer fue menos intensa en sus alabanzas hacia Feijoo que su contrincante, pero que puso a la organización gallega como ejemplo de «integración y unidad».

Las cuentas de la vieja

La candidata, conocedora ya del apoyo explícito de Cospedal a Casado, advirtió que «las cuentas de la vieja no funcionan», y recordó la libertad que tendrán los delegados al depositar su voto. De momento, cuenta con el respaldo mayoritario de la primera vuelta, y eso le da «ilusión, ganas y fortaleza democrática», enumeró. Al igual que su rival la pasada semana, no escatimó en citas a los «maestros» gallegos como Fraga y Albor, y se comprometió a seguir la tradición de Mariano Rajoy de arrancar el curso político en Galicia, «cada año en una provincia».

Sáenz de Santamaría estuvo por la tarde en Santiago acompañada por dirigentes populares -ya sin Feijoo- y antes de iniciar su paseo mostró su respeto por la decisión de la comisión organizadora del congreso de no investigar la autoría del vídeo difundido días atrás. Deseó, eso sí, que no tuviese secuelas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Santamaría pone como ejemplo de integración al PPdeG, que de momento esconde sus cartas