Puigdemont pretende erigirse en el líder único del secesionismo

El expresidente, Quim Torra y Jordi Sànchez tratan de aglutinar a los independentistas

.

barcelona / colpisa

Nada de lo que ha pasado en Cataluña desde el 2012 puede entenderse sin tener en cuenta la pugna que han librado Convergència, y sus sucesivas marcas, y Esquerra por hacerse con la hegemonía del independentismo. La unidad en el secesionismo ha sido siempre más virtual que real. Y hoy habrá otro capítulo de pugna.

Carles Puigdemont, Quim Torra y Jordi Sànchez apelarán a la unidad del independentismo con el lanzamiento de un nuevo movimiento político. La crida (llamada) nacional por la república se presenta hoy en sociedad en un acto en el Ateneo de Barcelona. Su objetivo es que pueda empezar a caminar en otoño, con las municipales de mayo como primer reto. El proyecto nace con algunas incógnitas. De entrada, el futuro de Puigdemont.

Convertido en una especie de héroe para el independentismo, el expresidente aún tiene que resolver su situación judicial. No se sabe si será extraditado; si lo es, tampoco está claro por qué delitos será juzgado y si finalmente es suspendido como diputado autonómico. Si el juez Llarena rechaza extraditarlo por malversación, se instalará en Bruselas, desde donde ejercerá de «presidente» en el exilio con el apoyo del independentismo de base, que no permite ni un paso atrás en el desafío. Está por ver cómo hace compatible este movimiento con la apertura de un nuevo tiempo político en las relaciones entre Madrid y Barcelona.

La otra incógnita tiene que ver con el PDeCAT. Las relaciones entre la dirección nacionalista y JxCat no son buenas. Hace dos semanas, Marta Pascal ofreció la presidencia del partido a Puigdemont. Era una manera de frenar su iniciativa, pero declinó la oferta. La operación política va más allá de JxCat, la coalición nacionalista que lideró el expresidente para las pasadas elecciones catalanas, y trasciende al PDeCAT.

Puigdemont intenta ahora liderar la enésima mutación de la vieja Convergència adaptándola a las nuevas tendencias de la política europea, cuyo exponente más evidente es el movimiento En Marcha, del presidente Macron. En el caso catalán, Puigdemont, Torra y Sànchez, las tres figuras de la órbita de JxCat, buscan una propuesta transversal en la que hay sectores de la derecha tradicional soberanista, dirigentes del ala soberanista de Iniciativa, como Jordi Sànchez o Antoni Morral, o antiguos soberanistas del PSC como Ferran Mascarell.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Puigdemont pretende erigirse en el líder único del secesionismo