Feijoo: «Espero que el nivel de lealtad de Galicia con el Estado sea recíproco»

Confía en que las concesiones a Cataluña tengan autorización de las comunidades

.Alberto Núñez Feijóo participó en Santiago en un acto de entrega de certificados de experiencia profesional
Alberto Núñez Feijóo participó en Santiago en un acto de entrega de certificados de experiencia profesional

santiago / la voz

La reunión que mantendrá Alberto Núñez Feijoo con Pedro Sánchez el próximo martes 17 comenzó este lunes, porque el jefe del Ejecutivo gallego va a exigir al Gobierno central, y en consecuencia al Estado, que el nivel de lealtad que ha demostrado Galicia sea «recíproco». La reivindicación, lejos de las concreciones sobre los plazos del AVE o de la financiación a la que se refirió en los últimos días, se entiende en el marco del encuentro que en el mismo instante de la declaración mantenían Quim Torra y el presidente del Gobierno.

Feijoo, que será el tercer líder autonómico que visite la Moncloa, tras Urkullu y el presidente de la Generalitat, se ha puesto como objetivo verificar si el nuevo Ejecutivo socialista va a mantener un trato «equitativo» entre las comunidades y va a tratar de confirmar si existe algún «pacto oculto» con una parte del Estado -en referencia evidente a Cataluña- y en contra del resto de las comunidades. El líder gallego recordó que acudirá a la Moncloa a hablar de infraestructuras y otras cuestiones puntuales, pero también consideró prioritario salir del encuentro convencido de que no se están tomando decisiones bilaterales que afectan al conjunto de España: «Todo aquello que se haga por una comunidad debe tener el amparo y la autorización del resto de las comunidades del Estado», defendió Feijoo, quien también espera noticias del modelo de financiación y un planteamiento justo y coherente de la deuda pública, que asfixia a Cataluña más que a ningún otro territorio a pesar de los acuerdos a la carta alcanzados durante la etapa de Rodríguez Zapatero.  

Mejor en la oposición

El presidente gallego, en contraposición al catalán, se comprometió a hacer sus declaraciones posteriores dentro del palacio de la Moncloa, una circunstancia aparentemente formal, pero que, a su entender, tiene que ver con las maneras que emplean los independentistas en su relación con el Estado: «Hay que acudir a la Moncloa sabiendo cuáles son nuestras responsabilidades. Además de ser presidentes autonómicos somos representantes del Estado, y no se puede prometer con una mano la Constitución y, con la otra, incumplirla», criticó. Feijoo, ante esta coyuntura, propuso a Torra que, si lo que pretende es plantear cuestiones que atentan contra el Estado, lo mejor es hacerlo «en la oposición».

El presidente gallego será el primer dirigente popular que se siente en la Moncloa tras la salida de Rajoy, y al margen de vigilar prerrogativas y contraprestaciones que rompan los principios de equidad, también espera que el encuentro pueda dirigirse a asuntos más pragmáticos que permitan trascender de los gestos, protagonistas este lunes. Entre otras cuestiones, Feijoo buscará confirmar «compromisos» que tanto ha «costado conseguir» -en referencia a los plazos del AVE de Madrid a Galicia- y tratará de despejar dos problemas concretos de la AP-9, como el levantamiento del peaje de Redondela o la transferencia de su titularidad.

Caballero cree que los populares «tangaron» a los gallegos y garantiza celeridad para las obras del AVE

El secretario general de los socialistas gallegos ha calificado de «surrealista» que el presidente de la Xunta haya dedicado sus últimas intervenciones públicas a «sacar a bandeira dos intereses de Galicia» cuando lo considera cómplice de las deficiencias en infraestructuras que tiene la comunidad. «Rajoy e Feijoo enganaron e tangaron aos galegos», proclamó Gonzalo Caballero, que basó sus acusaciones en la falta de ejecución de partidas que estaban presupuestadas.

El líder del PSdeG, que participó en Pontevedra en una reunión con la nueva subdelegada del Gobierno, Maica Larriba, fue tajante al abordar los plazos del AVE entre Madrid y Galicia, y garantizó que ni Pedro Sánchez ni el ministro de Fomento van a tomar decisiones que puedan retrasar «nin un segundo» la infraestructura ferroviaria, y aseguró que José Luis Ábalos ha dado instrucciones al ADIF para que todo lo previsto se haga «coa maior celeridade posible». En cualquier caso, y ante posibles demoras, el socialista ha blindado la responsabilidad del actual Gobierno recordando que, al menos en lo que concierne a este año, los Presupuestos están diseñados por el Ejecutivo del PP. «Imos facer ben o que Rajoy e Feijoo fixeron mal», zanjó con respecto a la llegada del AVE.

Caballero también incluyó en el pliego de cargos contra el Gobierno saliente dos asuntos más relacionados con las infraestructuras, y más concretamente con la autopista AP-9 en el entorno de Vigo. Entiende el referente socialista en Galicia que los populares cometieron un «fraude» con la inauguración de los nuevos carriles del puente de Rande y con el levantamiento del peaje de Redondela, previsto para el mes de julio y para el que, según denuncian los socialistas, no han existido avances ni negociaciones con la concesionaria. Al respecto, Feijoo esgrimió el pasado jueves un documento que está en manos de la Xunta, de Fomento y de Audasa desde el mes de marzo.

El secretario del PSdeG admitió la compleja situación «aritmética» en la que se encuentra su partido en el Congreso, pero justificó el vuelco político a través de la moción de censura y ofreció todo el apoyo de los socialistas gallegos para convertir en «creíbles» los proyectos estatales en Galicia. También aprovechó para cuestionar el compromiso del presidente de la Xunta, al que acusó de estar más pendiente en las últimas semanas de su propia carrera dentro del partido y de «errar» en su apoyo a candidaturas que no triunfaron, en referencia a Cospedal.

 

Votación
15 votos
Comentarios

Feijoo: «Espero que el nivel de lealtad de Galicia con el Estado sea recíproco»