Los candidatos del PP se lanzan a por los notables y los barones territoriales

Francisco Balado Fontenla
fran balado MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Cospedal y Sáenz de Santamaría logran confeccionar los equipos más mediáticos

22 jun 2018 . Actualizado a las 07:45 h.

La campaña de los siete aspirantes a liderar el PP no arrancará oficialmente hasta mañana, una vez que el comité organizador del proceso valide los avales presentados por cada uno de ellos y los declare oficialmente candidatos, pero parece que no hay ni un minuto que perder. Ayer los siete al completo se lanzaron a la carretera para participar en entrevistas de televisión, tertulias de radio y todo tipo de actos con afiliados, una agenda a rebosar que se alargará hasta el próximo 5 de julio, cuando los afiliados escojan con su voto a los dos finalistas.

Los notables del partido jugarán un papel importante en estas primarias. Todos los candidatos quieren contar para sus proyectos con el mayor número de apoyos de las caras conocidas del PP, tanto de los exministros que hasta hace unos días campaban por la Moncloa como de los barones territoriales. Estos últimos pueden resultar especialmente decisivos, debido a la gran influencia que tienen algunos sobre los afiliados en sus respectivas zonas.

Todos y cada uno de ellos buscan el proyecto ganador, ya que en estos procesos rara vez salen bien parados los derrotados. Así las cosas, las dos grandes favoritas, la ex secretaria general del partido y exministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, y la exvicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, son las que han logrado aglutinar un mayor número de apoyos visibles hasta el momento.

Feijoo no definirá (todavía) su apoyo

domingos sampedro

«Yo solo tengo un voto». Esta frase, pronunciada por Alberto Núñez Feijoo varias veces en los últimos días, se ha convertido ya en una especie de eslogan en boca del jefe de los populares gallegos, pues la suelta cada vez que alguien intenta sondear a quién va a apoyar en el proceso de sucesión de Mariano Rajoy al frente del Partido Popular. ¿Dolores de Cospedal? ¿Quizás Sáenz de Santamaría o más bien Pablo Casado?. Las preguntas le llegan de todas las formas posibles, pero Feijoo no hace la más mínima concesión.

Seguir leyendo

Cospedal, la hasta ahora mano derecha de Rajoy en el partido, cuenta en su equipo con los exministros Juan Antonio Zoido, Dolors Montserrat, Isabel García Tejerina y Rafael Catalá. Sorprende en especial el apoyo de este último, ya que el antiguo titular de Justicia siempre había estado encuadrado dentro de los sorayos, pero la relación pudo empezar a romperse con discrepancias entre uno y otra a la hora de atender al desafío secesionista en Cataluña que le estalló en las manos al anterior Gobierno, precisamente, la gran misión encomendada por Rajoy a Sáenz de Santamaría. Además de estos miembros del anterior Gabinete, Cospedal también disfruta del respaldo público del presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, y de la diputada Alicia Sánchez-Camacho, con gran ascendencia en Cataluña. 

La otra mitad del Gabinete

Por su parte, Sáenz de Santamaría ha logrado reclutar para su equipo a los exministros Fátima Báñez, Álvaro Nadal, Íñigo de la Serna e Íñigo Méndez de Vigo, así como al líder del PP en el País Vasco, Alfonso Alonso, y a su homólogo en Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla.

El último en la terna de favoritos, Pablo Casado, no ha sido capaz de reclutar a primeros espadas, pero sí cuenta con un equipo numeroso y joven en el que destacan el vicesecretario del PP Javier Maroto y la vicepresidenta del partido en Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Algunos de los líderes más importantes de la formación de centroderecha no han querido decantarse. Prefieren aguardar a conocer los proyectos con los que cuenta cada uno de los aspirantes para tomar parte. Entre ellos el titular de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, que reconoció que ha hablado con los tres grandes favoritos, si bien por el momento prefiere mantener una posición de absoluta neutralidad.

Al presidente gallego se refirió ayer Sáenz de Santamaría en una de sus múltiples entrevistas, recordando que todas las encuestas la situaban junto a Feijoo como la mejor candidata para reconquistar la Moncloa. «Eso está ahí y creo que hay que valorarlo. Somos un partido de Gobierno y no se trata solo de ganar un congreso», comentó en su paso por los micrófonos de la Cope.