Todos los migrantes del Aquarius menos uno han pedido asilo y la mayoría, 274, quiere ir a Francia

Al identificarlos no se ha encontrado a ninguna persona con antecedentes penales o con la entrada a España prohibida así que no ha abierto ningún expediente de expulsión.

;
Estas son las historias que los inmigrantes del Aquarius dejan atrás La mitad de quienes desembarcaron solicitarán asilo en Francia

Todos los migrantes rescatados por el Aquarius y acogidos por España han solicitado asilo, a excepción de uno, y de ellos, 274 han manifestado su intención de irse a Francia, según han señalado fuentes de la Policía Nacional.

Estos datos incluyen también a los menores rescatados, según han añadido estas fuentes, tanto los que viajaban con sus familias como los que no van acompañados. En el primer caso, se tramita la solicitud con la de la familia, y en el segundo, al quedar tutelados por la Generalitat Valenciana, es esta la que se encarga de los trámites.

Además, al hacer las identificaciones no se ha encontrado a ningún migrante que tenga antecedentes penales o prohibida la entrada en el territorio previamente, por lo que no se ha abierto ningún expediente de expulsión.

Fuentes de la Policía también precisan que finalmente son 629 y no 630 los migrantes rescatados por el Aquarius y acogidos en España. Los datos habían bailado pocos días después del rescate.

Estado de salud 

Un total de diez personas, de los 226 inmigrantes del Aquarius que fueron atendidos por los servicios sanitarios a su llegada al puerto de Valencia, permanecen ingresados en cinco centros hospitalarios de la ciudad por patologías menores aunque no corren riesgo.

Según ha informado la consellera de Sanidad, Ana Barceló, en rueda de prensa, de los 226 inmigrantes atendidos en el puerto, entre ellos seis mujeres embarazadas y dos niños (uno de ellos acompañando a su madre), 122 fueron derivados a 5 centros hospitalarios de la ciudad de Valencia, por afecciones respiratorias, cutáneas, alteraciones de función renal o problemas metabólicos.

Los cuadros clínicos que presentaban las personas atendidas eran de deshidratación, fiebre, quemaduras por fuel y agua del mar, varios casos de amputaciones falángicas en las manos y mujeres en estado de gestación, una de ellas por un aborto que sufrió durante la travesía.

Barceló ha informado asimismo de que a los 226 atendidos en el puerto se les facilitó ya en el lugar la tarjeta SIP, y al resto se les garantizará también la sanidad pública universal y podrán acudir a cualquier centro de salud público para ser atendidos.

La consellera ha explicado que el operativo sanitario de la Generalitat valenciana en el puerto constó de un equipo multidisciplinar de unas 150 personas, entre médicos y locutores del centro de información y coordinación de Urgencias; médicos, enfermeros, técnicos del servicio de emergencias sanitarias; pediatras de atención primaria y centros hospitalarios, y personal técnico de salud pública y de administración.

Barceló ha destacado la colaboración mostrada por todas las partes que han actuado en el operativo y el «gran valor humano y profesional» que han demostrado, ya que, según ha asegurado, se ha dado una «lección de solidaridad, coordinación y calor humano».

También ha resaltado la actitud de los inmigrantes que «han dado una lección de civismo y buen comportamiento», que ha facilitado la labor de coordinación de todos los entes implicados en la operación y de los sanitarios. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Todos los migrantes del Aquarius menos uno han pedido asilo y la mayoría, 274, quiere ir a Francia