Los rescatados en el mar pueden ser enviados a centros de internamiento

Decenas de migrantes proceden de países a los que España apenas ha dado asilo

A. Checa
madrid, valencia / colpisa

 

Pese a los criterios cambiantes de Grande-Marlaska, fuentes conocedoras del operativo explicaron a Europa Press que los migrantes rescatados por el Aquarius entrarán en el país invitados por el Gobierno por razones humanitarias y contarán con un permiso inicial de estancia de 90 días. No se descarta que, una vez identificados, algunos de ellos vayan a los denostados Centros de Internamiento (CIE) para ser devueltos, en el caso, por ejemplo, de que tengan antecedentes penales o prohibida la entrada en el territorio.

Las mismas fuentes explican que el hecho de estar en el Aquarius se considera una circunstancia especial para todos ellos, independientemente de su nacionalidad o historia personal. En total, viajan personas de 26 nacionalidades diferentes. Una vez que lleguen a España, serán identificados y ubicados en espacios de acogida de oenegés y ayuntamientos, salvo aquellos que sean internados en los CIE.

Pasado este período inicial de tres meses, en los casos de aquellos que no cumplan ningún requisito para poder residir en España, se abrirán los procedimientos correspondientes para ser devueltos. Durante esos noventa días, se estudiará cada caso. Los migrantes que sean aceptados como solicitantes de asilo pueden ser sujetos de protección internacional (refugiados) o protección subsidiaria (huidos de conflictos). En caso de que no puedan ser acogidos en el sistema de asilo, se puede plantear un permiso de residencia por razones humanitarias.

Según las fuentes consultadas, el procedimiento adoptado está recogido en el Código de Fronteras Schengen, que permite a los estados miembro, por razones excepcionales de carácter humanitario, interés nacional o compromiso internacional, autorizar la entrada en su territorio de personas a pesar de que no reúnan los requisitos de entrada. 

Recepción sin políticos

Valencia ha empezado a desplegar equipos de respuesta inmediata de emergencias ante la llegada de la flotilla que se espera que arribe de forma escalonada con intervalos de entre dos y tres horas para que dé tiempo a una primera asistencia sanitaria, psicológica y jurídica. La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, se reunió con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, para coordinar la acogida. Explicó que la intención de las administraciones es que tengan una atención «respetuosa y acogedora», sin representantes políticos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los rescatados en el mar pueden ser enviados a centros de internamiento