Màxim Huerta recibirá poco más de 1.000 euros por sus seis días en el cargo

El ya exministro podría evitar el régimen de incompatibilidades al no haber tomado ninguna decisión en el ejercicio de su cargo

.

Agencias

El ya exministro de Cultura y Deporte Màxim Huerta cobrará poco más de 1.000 euros como compensación por los seis días que ha ocupado la cartera ministerial. Según la actual ley, los exministros tienen derecho a percibir, a partir del mes siguiente en que se produzca el cese y durante un plazo igual al que hubieran desempeñado en el cargo, una pensión indemnizatoria del 80 % del salario con un máximo de dos años. Pero la compensación económica no será vitalicia tal y como muchos apuntan, ya que tan solo los los expresidentes tienen derecho a recibir un sueldo de por vida por el ejercicio de su cargo.

Con esta normativa sobre la mesa y tomando como partida el sueldo del anterior ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, en el año 2017 (última cifra que aparece en el portal de transparencia del Gobierno), el sueldo de Màxim Huerta podría rondar los 70.368 euros anuales.

De esta forma, la indemnización del 80 % cada mes alcanzaría los 4.691 euros. Al haber estado únicamente durante seis días, el cálculo final se sitúa en 1.094 euros (a una media de 156,3 euros cada día). Hasta julio del 2012, la pensión indemnizatoria de exministros era compatible con casi cualquier otra percepción, salvo con el desempeño de un puesto que generara también derecho a pensión indemnizatoria, situación que cambió a partir de esa fecha gracias a un Real Decreto.

Esta indemnización está pensada como una compensación del período de incompatibilidad para ejercer en la actividad privada al que tienen que hacer frente todos los ministros salientes. Según la ley 3/2015, de 30 de marzo, los altos cargos no pueden prestar servicios en entidades privadas que hayan resultado afectadas por decisiones en las que hayan participado durante los dos años siguientes al cese de su cargo. Sin embargo, Màxim Huerta podría llegar a evitar esta imposibilidad al no haber tomado ninguna decisión en el ejercicio de su cargo. 

De hecho, Màxim Huerta tan solo ha tenido tiempo para tres actos públicos derivados de su cargo: la despedida de la selección española de fútbol antes de ir al Mundial de Rusia, una visita a la Feria del Libro de Madrid y un viaje a la final de Roland Garros en París. 

El 7 de junio Huerta prometió el cargo ante el Rey en Zarzuela, al igual que el resto de ministros del Gobierno de Sánchez, y se mostró orgulloso de su nuevo cometido en el acto de traspaso de la cartera de Cultura de manos de su antecesor, Íñigo Méndez de Vigo. Esa jornada, en la que asistió a la despedida de la selección española de fútbol, que partía al Mundial de Rusia, declaró en Radio Nacional de España que no se arrepentía de sus mensajes difundidos en Twitter. Los medios de comunicación se habían hecho eco de un tuit escrito por él en el que decía «odiar» el deporte.

El sábado 9 de junio se acercó a la Feria del Libro de Madrid. Habló con autores y saludó al público, y pidió «tiempo» para llevar a cabo sus políticas. Al día siguiente viajó a París para presenciar como representante del Gobierno español la final de Roland Garros, que ganó Rafael Nadal. Huerta deja el gobierno tras una semana y con el título de ser el ministro más breve de la democracia. 

Votación
7 votos
Comentarios

Màxim Huerta recibirá poco más de 1.000 euros por sus seis días en el cargo