La amenaza del PP al PNV se concreta en un recorte presupuestario de 35 millones

Las enmiendas de los populares mantienen el grueso de lo prometido al País Vasco

.

Madrid / Colpisa

La amenaza se hizo realidad y el PNV constató ayer que el aviso del PP de enmendar algunas inversiones previstas para el País Vasco en la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado en el Senado iba en serio. Liberado ya de su pacto presupuestario con el PNV, el grupo del PP en el Senado presentó 19 enmiendas parciales al proyecto presupuestario de 2018 que afectan a partidas dirigidas al País Vasco comprometidas con la formación nacionalista por un montante total de 35,1 millones de euros. Las modificaciones planteadas, según fuentes populares, recortarían fondos de varios proyectos cofinanciados por el Gobierno central y el vasco. No obstante, tal y como garantizó el presidente de los populares vascos, Alfonso Alonso, finalmente las enmiendas presentadas no afectarán a las inversiones económicas destinadas a las grandes infraestructuras vascas.

El PNV no tardó en reaccionar y ayer por la tarde mostró su «perplejidad» por una decisión «tan injustificada como irresponsable». La dirección nacional de los nacionalistas vascos celebró en Bilbao su reunión habitual de los lunes, tras la cual arremetió contra la merma de 35,1 millones de euros en el cheque que pactó con el PNV a cambio de su apoyo a las cuentas del Estado. La formación vasca apeló a la responsabilidad al resto de partidos para que no prosperen, porque es «un castigo» al PNV pero «penaliza» a toda la ciudadanía de la comunidad autónoma. En cualquier caso, fuentes nacionalistas aseguraron ayer que confían en lograr los 180 votos que salvaguardan sus cuentas en el último trámite parlamentario que tendrá lugar en el Congreso, probablemente a finales de este mes.

La más cuantiosa de las tres enmiendas prevé la dotación de 26,6 millones de euros para financiar, mediante convenios con comunidades autónomas, programas para mejorar el transporte público en zonas despobladas que evita brechas con las zonas urbanas, una iniciativa que causa una baja por el mismo importe en una partida del Servicio Vasco de Empleo.

También con el objetivo de fomentar las zonas rurales, el PP propone mejorar en 5,5 millones la dotación del ‘Plan 300x100’, dedicado a extender las redes de banda ancha de última generación en todos los núcleos de población, que ahora se amplía a polígonos industriales en zonas con baja densidad de población. Esta enmienda va contra la dotación para impulsar la investigación para electromovilidad y almacenamiento eléctrico, exactamente por el mismo importe que PP y PNV habían acordado incorporar durante el trámite presupuestario en el Congreso.

Ciudadanos ofrece apoyo a cambio de elecciones

A. A.
.

Se muestra dispuesto a apoyar las cuentas del 2019 si el PSOE acepta fijar ya una fecha para los comicios

Ciudadanos está dispuesto a negociar con el Gobierno su apoyo a los Presupuestos del próximo año y al techo de gasto a cambio de que Pedro Sánchez fije cuanto antes la fecha de las elecciones generales. Según justificó el secretario general de la formación liberal, José Manuel Villegas, exigir que se celebren comicios en el menor plazo posible no es incompatible con que se apoye la estabilidad económica. Albert Rivera añadió que hacer oposición no significa decir no a todo.

El número dos de Ciudadanos restó también valor a que el PSOE se haya colocado en cabeza en unas encuestas que hasta ahora eran favorables al partido de Albert Rivera. Para Villegas, es pronto aún para valorar si la situación es coyuntural o no. De cualquier modo, desde Ciudadanos se insiste en que, independientemente de lo que marquen los sondeos, lo importante es que la gente vote. Hoy, de hecho, se debatirá en el Congreso una moción presentada por Ciudadanos en la que además de instar al Gobierno a abrir un centro del Instituto Cervantes en Washington se pide un adelanto electoral inmediato.

Seguir leyendo

Frenada la revancha

El PP incorporó también ayer una enmienda con exenciones fiscales que, entre otras cuestiones, recoge la exención del impuesto especial de electricidad para el riego agrícola en Canarias (ahora con una reducción del 85 %), con el objetivo de potenciar su competitividad. Estas exenciones implican una baja de 3 millones de euros en las transferencias pactadas con el PNV para el centro de investigación Biscay Marine Energy Platform.

En cualquier caso, tras el apoyo del PNV a Pedro Sánchez en la moción de censura, la influencia del PP vasco fue clave para frenar la maniobra revanchista que pretendía el partido en Madrid. De esta manera, la formación que lidera Alfonso Alonso optó por la postura de mantener el compromiso adquirido con los nacionalistas en infraestructuras e inversiones consideradas estratégicas para el País Vasco que, en el caso de no salir adelante, podría dañar la imagen del partido a la vez que pagar un alto coste electoral.

No obstante estos cambios, el PNV y los socialistas se muestran convencidos de que a su regreso al Congreso, las cuentas del Estado serán refrendadas, aunque es probable que lo sea con una mayoría distinta a la que las aprobó en la primera lectura de los Presupuestos.

Las cuentas del Estado avanzan en el Senado con críticas de los populares al PSOE

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se estrenó ayer en el Parlamento haciendo suyas unas cuentas públicas, las del 2018, que no defendió, lo que provocó sonoras críticas y abucheos desde la bancada popular. El debate de los Presupuestos del Estado inició ayer su andadura en el Senado con una hasta hace unos días sorprendente votación conjunta de populares, que gozan de mayoría absoluta en la Cámara, y de socialistas para rechazar las cinco enmiendas a la totalidad presentadas por los grupos parlamentarios de Unidos Podemos, ERC, PDECat, Compromís y EH Bildu. Todos ellos habían votado a favor de la moción de censura de Pedro Sánchez contra Mariano Rajoy. Las cuentas del Estado continúan ahora su tramitación en la Cámara Alta con el debate de los 56 vetos a las secciones y las casi 5.500 enmiendas parciales, 19 de ellas presentadas ayer por el PP. Como es previsible que el proyecto de ley sea enmendado, volverá al Congreso para su aprobación definitiva, lo que previsiblemente ocurrirá la última semana del mes.

Aprobación sin defenderlos

La ministra María Jesús Montero destacó que aunque se trata de unos Presupuestos que «no los habría elaborado el Gobierno socialista» por ser «de pasado y no de futuro», pidió su aprobación «por responsabilidad», ya que de lo contrario obligaría a prorrogar los del 2017, que, dijo, son mucho peores. Además, criticó el «despropósito» de las «autoenmiendas» del PP, que enmarcó en el revanchismo político.

La réplica le llegó del portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro, quien calificó de «esperpento» que la nueva ministra de Hacienda se negara a defender los Presupuestos pero el PSOE los haga suyos y sea su «línea programática» en el Gobierno. Además, afeó a los socialistas que hayan cambiado la estructura del Gobierno sin cambiar la estructura de las cuentas, lo que entiende que «usurpa» el debate parlamentario y dificulta presentar enmiendas. El popular Juan Antonio de las Heras exigió al Gobierno que explique cómo van a gobernar con la «tropa» que forma «el Gobierno Frankenstein».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La amenaza del PP al PNV se concreta en un recorte presupuestario de 35 millones