Sánchez y Torra hablan por teléfono y acuerdan verse «muy pronto»

La portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, ha reconocido que «urge abrir un diálogo con Cataluña»

.
Agencias

El Gobierno de Pedro Sánchez se reunirá con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, «probablemente antes del verano». Así lo había afirmado la ministra de Educación y nueva portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, tras el Consejo de Ministros. «Urge abrir un diálogo con Cataluña», dijo. Horas después Sánchez y Torra han mantenido su primera conversación telefónica desde que tomaron posesión de sus respectivos cargos y han acordado verse «muy pronto». Fuentes del Govern citadas por Europa Press han explicado que la oficinas de ambos presidentes serán las encargadas de cerrar la fecha del encuentro.

Sánchez y Torra han manifestado su voluntad de abrir el diálogo que los anteriores presidentes del Ejecutivo español -Mariano Rajoy- y catalán -Carles Puigdemont- interrumpieron tras la celebración del referéndum del 1-O y la aplicación del 155.

La conversación entre Sánchez y Torra se enmarca en una ronda de llamadas telefónicas de cortesía que el jefe del Ejecutivo español ha emprendido en la tarde de este viernes con todos los presidentes autonómicos, ha explicado un portavoz del Palacio de la Moncloa.

Llamada a Feijoo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha llamado en la tarde de este viernes al titular del Ejecutivo gallego y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, para saludarlo y con el fin de empezar a preparar una reunión para este verano.

Según han informado a Europa Press fuentes de la Xunta, ambos mandatarios buscarán cuadrar agendas para un encuentro sobre el que, por el momento, no hay fecha.

Con el único que Sánchez no había podido hablar a última hora de esta tarde eran con el presidente del País Vasco, Iñigo Urkullu, porque no estaba disponible en el momento en que le había llamado el presidente. Sin embargo, es previsible que vuelva a contactar con él en las próximas horas.

Con todos ellos, Sánchez tiene la intención de mantener entrevistas bilaterales en fechas que están pendientes de cerrar, tal y como adelantó este mediodía la ministra de Educación, Formación Profesional y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá.

El hecho de incluir a Torra en esta ronda de contactos con los presidentes autonómicos muestra la voluntad del Gobierno de Sánchez de normalizar la relación con el Govern catalán y enmarcarla en lo que deberían ser los contactos entre dos instituciones del Estado como el Gobierno de España y la Generalitat de Cataluña.

Primeras críticas

Tras el Consejo de Ministros, Celaá ha expresado su confianza en que el «marcaje» al Ejecutivo de Pedro Sánchez por parte de algunos grupos políticos que apoyaron la moción de censura «sea «justo». Tras reconocer que «indudablemente» el Ejecutivo nombrado por el presidente Sánchez representa un Gobierno «feminista», ha valorado que se trata de once ministras que están «al cargo de carteras muy importantes y curtidas en la labor que van a realizar». Cuestionada por las críticas recibidas por parte de algunos partidos políticos como Podemos, la portavoz del Ejecutivo ha afirmado que contaban con sufrir un «marcaje», por ser «la tarea de los que están en la oposición», pero ha confiado en que sea «justo». Respecto a la situación que se vive en Cataluña y la integridad territorial del Estado, Isabel Celaá ha reconocido que «obviamente Cataluña es una de nuestras obligaciones a atender, una de nuestras preocupaciones».

«Urge abrir un dialogo con Cataluña, con la Constitución en una mano y el diálogo sin descanso en la otra. Cuando las personas se transforman se transforman las actitudes también y, de pronto, aquello que no existía, que son los acuerdos, empiezan a existir», ha afirmado. En este sentido, ha reconocido que próximamente va a celebrarse una «reunión» con el nuevo president catalán, Quim Torra, y «con todos los presidentes autonómicos». «Una reunión con Torra que será probablemente antes del verano», ha añadido.

Por su parte, la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha insistido en que el Gobierno tiene «tendida la mano» para «dialogar y empatizar» con Quim Torra pero ha advertido de que hay «unos límites claros» y «no nos moveremos del marco constitucional y estatutario».

Batet ha reiterado que el Gobierno no va a transcender la ley ni moverse al margen de la Constitución ni del Estatuto de Autonomía «porque esas son las reglas de juego que nos hacen libres a todos». 

«Una muy buena noticia» la reunión entre el Gobierno y Torra

El expresidente catalán Carles Puigdemont ha considerado este viernes que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha generado expectativas «por encima de sus posibilidades», y ha dicho que más allá de vaguedades no se sabe qué compromiso contraerá con Cataluña.

Puigdemont ha señalado que si tuviera que juzgar al Gobierno por el perfil de algunos ministros, «es para echar a correr», y ha criticado los nombramientos de los titulares de Exteriores, Josep Borrell, e Interior, Fernando Grande-Marlaska. Ha calificado a Borrell como un ultra y ha lamentado su «falta de respeto absoluto hacia Cataluña», y de Marlaska ha asegurado que está detrás de muchos casos de condenas a España por no haber investigado torturas.

Aun así, ha señalado que una reunión inminente del presidente catalán, Quim Torra, con Sánchez será «muy buena noticia», y preguntado por una posible mediación europea entre el Gobierno y la Generalitat, ha dicho que si el Ejecutivo central estuviera de acuerdo, no habría ningún problema en encontrar personas dispuestas a desempeñar este rol.

Votación
10 votos
Comentarios

Sánchez y Torra hablan por teléfono y acuerdan verse «muy pronto»