Iván Redondo, la estrella que perdió el PP, dirigirá el gabinete de Pedro Sánchez

ESPAÑA

Antena 3

El analista político fue consejero de Monago en Extremadura y asesoró las campañas de García Albiol y Antonio Basagoiti

07 jun 2018 . Actualizado a las 17:12 h.

En un artículo donde cita a La venganza del Conde de Montecristo y a Twin Peaks, Iván Redondo predijo que Pedro Sánchez alcanzaría la Presidencia del Gobierno. Lo hizo hace poco más de un año, con el regreso del socialista a la Secretaría General del partido y con un PP al que todavía no había noqueado la sentencia de la Gürtel. «Si enfocamos bien el ajedrez político que se avecina deben saber que hay altas probabilidades de que Sánchez puede ser presidente. Bien a través de una moción de censura (si se suceden más escándalos en el seno del PP y se conforma esa mayoría alternativa) o tras el resultado de unas elecciones anticipadas», escribió entonces. Redondo parecía tener la fórmula del éxito y el madrileño decidió situarle como asesor político el pasado mes de septiembre. De ahí a la Moncloa. Redondo cumplía con su cometido, pese a haber desarrollado una carrera enfocada a alejar a los socialistas del Gobierno.  

El consultor donostiarra, de 37 años, fue quien empujó a Sánchez a agotar la presidencia de Rajoy presentado la moción de censura. Este jueves le ha nombrado director del Gabinete, luego de la sorprendente decisión de prescindir de Juanma Serrano, hasta ahora, su mano derecha. Hace solo once años, en las elecciones municipales de 2007, Redondo era el hombre detrás de la campaña de Xavier García-Albiol, que colgó carteles marcadamente xenófobos en Badalona prometiendo limpiar la ciudad. Era un discurso alejado de lo políticamente correcto, pero efectivo para llamar la atención de la ciudadanía. Las evidentes críticas llegaron desde el propio partido, aunque fueron silenciadas a base de votos. Albiol aumentaba su número de ediles, se convertía en la esperanza popular en Cataluña y alcanzaba el parlamento.

LLUIS GENE

Redondo cambió Cataluña por otra comunidad históricamente infranqueable para el Partido Popular. Antonio Basagoiti le fichaba para las elecciones de 2009, que cambiaron el color del gobierno vasco tras varias legislaturas lideradas por el PNV. La campaña llevó el título de «Quiero ser lehendakari». A Basagoiti le sirvió para ser llave en la investidura de Patxi López y a Redondo para recibir el prestigioso premio Pollie Oro 2010, otorgado por la Asociación Americana de Consultores Poíticos (AAPC), considerados los Óscar de la comunicación política. Aquel fue el último éxito electoral de los conservadores en el País Vasco, pese a haber perdido 70.000 votos respecto a 2005. Hoy son la quinta fuerza en el Parlamento.