El retorno a la profesión o a bregarse en la oposición

Tres de los trece ministros de Rajoy no son diputados


Madrid / Colpisa

Los ministros de Mariano Rajoy pierden sus carteras al caer el presidente, pues el Gobierno es un órgano colegiado. Aquellos que tienen su acta se convertirán en diputados rasos y pasarán a sentarse en la bancada popular. Fuentes del PP son partidarias de darles un tiempo para readaptarse a la nueva situación dentro del grupo parlamentario y después asignarles responsabilidades en el día a día del Congreso. De la Serna, Dastis y Escolano no son diputados, así que deberán reintegrarse en sus posiciones o depender del partido.

Soraya Sáenz de Santamaría. Se mantiene como una de las principales bazas del partido y suena como uno de los posibles recambios de Rajoy en el caso de que el expresidente opte por dar un paso al lado.

María Dolores de Cospedal. No le faltarán tareas, ya que es la secretaria general del PP y la presidenta de los populares de Castilla-La Mancha.

Juan Ignacio Zoido. Es juez. Puede retomar su carrera, mantenerse en la Cámara o regresar a la política andaluza.

Cristóbal Montoro. Tras la victoria del PSOE en el 2004, dejó el Congreso y puso rumbo a la Eurocámara. Regresó al Congreso en el 2008 para ejercer de portavoz en economía y hacienda.

Rafael Catalá. Ha formado parte de todos los Gobiernos del PP, aunque solo es diputado desde la pasada legislatura. Puede reingresar en el Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado.

Román Escolano. Asumió Economía hace tres meses en sustitución de Luis de Guindos y no es diputado. Fue vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones.

Alfonso Dastis. Tampoco es diputado. Diplomático de carrera, cuando lo reclutó Rajoy para Exteriores ejercía de embajador ante la UE. Su futuro podría pasar por regresar a la diplomacia.

Fátima Báñez. Su continuidad en el PP se da por sentada, así como su protagonismo para hacer frente al Ejecutivo de Sánchez.

Álvaro Nadal. Como Báñez, es un fijo en el partido y está bregado en tareas de oposición que podría retomar.

Íñigo Méndez de Vigo. Es diputado desde la pasada legislatura. Antes estuvo 19 años en la Eurocámara, una ventana que se le podría abrir de nuevo en las elecciones europeas del 2019.

Dolors Montserrat. El PP catalán busca un sustituto de Xavier García Albiol y su nombre aparece en todas las quinielas. Pero no es diputada autonómica.

Íñigo de la Serna. No es diputado, ya que aterrizó en Fomento desde la alcaldía de Santander. «Ahora empieza una nueva etapa», dijo ayer sobre su futuro profesional. Es ingeniero de caminos.

Isabel García Tejerina. Ingeniera agrónoma de profesión, ha desempeñado cargos en el Ministerio de Agricultura en los Gobiernos de Aznar y Rajoy, aunque durante el paréntesis socialista de Zapatero pasó al sector privado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El retorno a la profesión o a bregarse en la oposición