La Complutense reincorpora a Cifuentes a su puesto con un sueldo de 43.400 euros

Casado carga contra las «calumnias» y niega haber recibido un trato de favor en su carrera de Derecho

.
A. A.
Madrid / colpisa

La Universidad Complutense de Madrid aprobó ayer la reincorporación de Cristina Cifuentes a su puesto de funcionaria en el centro docente. La institución académica anunció en un comunicado que «siguiendo lo reglamentado y el procedimiento habitual en los casos de reingreso de funcionarios en su situación, la señora Cifuentes ha quedado asignada a la plaza que tenía en reserva».

El 9 de mayo, un día después de renunciar a su acta de diputada en la Asamblea regional, la expresidenta madrileña solicitó recuperar su puesto de trabajo tras haber pasado los últimos 26 años dedicada a la política. Recibirá una remuneración anual bruta de 43.400 euros. Según el Estatuto de los Trabajadores, el interesado debe solicitar su reingreso como funcionario en el plazo de un mes a contar desde el momento en que abandonó su anterior responsabilidad. Este trámite es una obligación para no perder la plaza, con independencia de que luego se ocupe o no. Cifuentes aún no ha desvelado si su intención es regresar a su puesto de trabajo o bien dio el paso para cumplir con la reglamentación.

Desde la Complutense se hizo especial hincapié en que se ha actuado según a la legislación vigente. La universidad precisa que «tiene la obligación de aplicar escrupulosamente la ley, como lo está haciendo, evitando cualquier trato de favor, pero garantizando, al mismo tiempo, los derechos que, en este momento, como funcionaria le correspondan a la señora Cifuentes». 

Defensa del PP

«¿Qué es lo próximo? ¿Ver publicado un análisis de sangre?». Pablo Casado volvió a recorrer ayer los medios de comunicación para intentar disipar, por segunda vez en un mes, las dudas sobre su expediente académico. En esta ocasión, no fue el máster cursado en la Universidad Rey Juan Carlos lo que se puso en tela de juicio. El vicesecretario de Comunicación del PP tuvo que salir al paso de una información que cuestiona el modo en el que completó su carrera de Derecho en el Centro Cardenal Cisneros, adscrito a la Universidad Complutense.

«Basta ya de injurias», exigió a través de Twiter. Con la sensación de estar siendo víctima de una campaña de «calumnias», el portavoz de los populares denunció el «escarnio» que, a su entender, sufre desde hace un mes. Desde anteayer, el juzgado de instrucción número 51 de Madrid examina con lupa su máster de la Rey Juan Carlos. Esta última polémica, la de su licenciatura, surgió después de que El Mundo publicara ayer que Casado aprobó doce asignaturas de Derecho -la mitad de la carrera- en un solo curso, el mismo año, el 2007, en el que fue elegido diputado madrileño. Para lograrlo, el diario asegura que altos cargos del PP telefonearon a profesores en busca de «facilidades». «Rotundamente falso», se apresuró a desmentir el Centro Cardenal Cisneros en un comunicado. Del mismo modo, Casado descartó de inmediato cualquier tipo de «trato de favor» y negó que sea extraño culminar con éxito un número tan elevado de exámenes.

Hoy, fueron varios los dirigentes del PP que salieron en defensa de Casado. El portavoz en el Congreso, Rafael Hernando, reprochó una supuesta doble vara de medir que escruta a los populares y perdona a la oposición. Mientras, la diputada Celia Villalobos habló de acoso: «Como es del PP, tiene que ser malvado, y si encima se supone que puede ser candidato, hay que matarlo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La Complutense reincorpora a Cifuentes a su puesto con un sueldo de 43.400 euros