C's culpa al Gobierno de que sea investido un «xenófobo»

El ejecutivo ofrece diálogo y dice que el 155 se decaerá cuando asuman los consejeros

.

madrid / la voz

Ciudadanos no concede ni un solo día de tregua al Gobierno, presionándolo y culpándolo de la inminente investidura de Quim Torra como presidente de la Generalitat. Ayer no fue una excepción, y eso que sus principales líderes se tomaron la jornada de descanso. Las críticas llegaron de Lorena Roldán y de Ignacio Aguado, diputados autonómicos en Cataluña y Madrid, respectivamente, que coincidieron en pedirle a Rajoy que deje de «mirar hacia otro lado» ante el candidato designado por Puigdemont, al que tacharon de «xenófobo todavía más radical» que el expresidente catalán.

El portavoz de C’s en la Cámara catalana, Carlos Carrizosa, considera que con la investidura de Torra «se avecinan tiempos difíciles». Y señaló que las cuatro abstenciones de la CUP y «el voto de dos fugados de la Justicia» (Puigdemont y Comín), «consentido por Rajoy», «harán presidente al ultranacionalista radical que insulta a los españoles y homenajea a fascistas».

La agenda oficial de Rajoy de ayer se limitó a la recepción privada del presidente colombiano, Juan Manuel Santos. La postura del Ejecutivo la había dejado bien clara la jornada anterior cuando advirtió a Torra que responderán ante cualquier violación del marco constitucional. La vicesecretaria del PP, Andrea Levy, se encargó ayer de repetir este mensaje, defendiendo que «el Gobierno ha actuado, está actuando y va a seguir actuando ante las ilegalidades de los independentistas». Su compañero García-Albiol criticó que más de la mitad de los catalanes tendrán un presidente que no los representa «y, lo peor, ni lo pretende». Por su parte, Enric Millo, delegado del Gobierno en Cataluña, confirmó que el Ejecutivo retomará «automáticamente» el diálogo tras la investidura de un nuevo presidente, «sea quien sea», y concretó que el 155 decaerá en el mismo instante en que los consejeros asuman los cargos, como recoge el acuerdo entre PP, PSOE y C’s.

También la vice secretaria general del PSOE, Adriana Lastra, denunció los tintes «supremacistas y xenófobos de los que hace gala» Quim Torra, aunque recordó que la Constitución tiene herramientas para devolver la legalidad en caso de ruptura. Íñigo Errejón celebró el desbloqueo de la situación con la investidura de Torra, aunque dejó claro que no comulga con su perfil. Y desde Podem Catalunya cargaron contra la CUP por permitir que gobierne «un tipo que considera inferiores a los españoles y a más de la mitad del pueblo catalán».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

C's culpa al Gobierno de que sea investido un «xenófobo»