Imputada la presidenta del tribunal que certificó el trabajo de fin de máster de Cifuentes

La expresidenta madrileña pide el reingreso en la Complutense, que la destina a la gerencia de modo provisional

.Clara Souto, a la derecha de la imagen, una de las profesoras que denunciaron que sus firmas habían sido falsificadas en el caso del máster de Cristina Cifuentes
Clara Souto, a la derecha de la imagen, una de las profesoras que denunciaron que sus firmas habían sido falsificadas en el caso del máster de Cristina Cifuentes

madrid / colpisa

Llegó en calidad de testigo y salió de los juzgados como investigada. Alicia López de los Mozos, la profesora de la Universidad Rey Juan Carlos que reconoció que su firma fue falsificada para certificar como válido el trabajo de fin de máster de Cristina Cifuentes, fue imputada ayer por un delito de prevaricación administrativa.

La docente estaba citada para testificar sobre las supuestas irregularidades cometidas en torno a la obtención del título de posgrado en Derecho Autonómico de la expresidenta madrileña. En mitad de su declaración, la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid optó por cambiar su situación procesal de testigo a investigada al considerar que se avino a calificar a alumnos que no habían cursado el máster. Fue López de los Mozos quien aseguró en su declaración ante la Policía que tiene grabaciones que demuestran que el director del curso, Enrique Álvarez Conde, también investigado en la causa, la coaccionó para que participara en el engaño del documento que debía acreditar que la expresidenta culminó sus estudios y que la amenazó con sabotear su carrera.

Otros tres investigados

López de los Mozos se suma a las otros tres investigados en este procedimiento: Cecilia Rosado, profesora del máster de Cifuentes y secretaria del tribunal encargado de examinarla; Amalia Calonge, funcionaria de la Universidad Rey Juan Carlos que alteró sus notas, y el exdirector del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde.

Calonge compareció también ayer ante la jueza durante más de una hora aunque ni ella ni sus letrados han querido hacer ninguna manifestación al término de su declaración judicial. Otro tanto ocurrió con Rosado, quien es la única de las tres profesoras cuya firma no aparece falsificada en el acta de evaluación del trabajo fin de máster de Cifuentes, es decir, que la suya es la única firma real en ese documento

Mientras el periplo judicial sigue su curso, Cristina Cifuentes está pendiente de conocer cuál será su destino como funcionaria dentro de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Apenas 24 horas después de que la exdirigente del PP solicitase su reingreso en el Cuerpo de Técnicos Superiores de la UCM del que forma parte, la institución activó el protocolo para su reincorporación y le asignó un puesto de forma provisional en la gerencia del rectorado. Se trata de un mero «formalismo» antes de que la universidad decida dónde la ubica definitivamente de acuerdo a su categoría profesional y a su perfil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Imputada la presidenta del tribunal que certificó el trabajo de fin de máster de Cifuentes