Rajoy reprocha a Pablo Iglesias la actitud de Paula Quinteiro, que emplea «sus momentos de asueto en romper retrovisores»

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ESPAÑA

El líder del Ejecutivo se defiende de las críticas relacionadas con el caso de la expresidenta madrileña Cristina Cifuentes

09 may 2018 . Actualizado a las 18:26 h.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aireó en la sesión de control del Congreso al Ejecutivo de este miércoles el polémico episodio protagonizado por la diputada gallega de En Marea Paula Quinteiro durante una noche de copas en Santiago, en la que trató de amedrentar a dos agentes de la Policía Local cuando intentaban identificar a un grupo de vándalos que estaban causando desperfectos en los coches aparcados en la rúa Pitelos.

Rajoy no mencionó su nombre. Se refirió a ella como la diputada de Podemos en Galicia que dedica «sus momentos de asueto a romper espejos retrovisores». Este episodio ha generado una importante crisis interna en el grupo parlamentario de En Marea y en el partido instrumental, así como en su liderazgo. Luís Villares ha tratado de forzar su renuncia al acta de diputada, pero Quinteiro se siente respaldada por su partido, Podemos, y también por los representantes más críticos con el portavoz en o Hórreo, que han visto en el caso una oportunidad para cuestionar su autoridad. 

Rajoy sacó a la luz este episodio en respuesta a Pablo Iglesias, quien previamente le había reprochado la cantidad de escándalos que el partido que sostiene al Gobierno acapara una semana tras otra. «Aguirre, González, Cifuentes... Garrido, que fue asesor de Cifuentes y de Aguirre. ¿Qué puede salir mal?», cuestionó el secretario general de Podemos.