El PP prepara la salida de Cifuentes y le pide que haga lo mejor para al partido

Feijoo niega que Rajoy tenga que exigírselo y le reclama que obre «en conciencia»


Madrid / La Voz

«Evidentemente, nadie está por encima de las siglas del partido». Aunque está dispuesto a apurar los plazos hasta el 7 de mayo, fecha de la moción de censura presentada por el PSOE, el PP prepara ya el camino para la sustitución de Cristina Cifuentes como presidenta de la Comunidad de Madrid. La ausencia de Mariano Rajoy, de viaje oficial en Argentina hasta ayer, permitió que en el PP se abriera una batalla entre los partidarios del relevo de Cifuentes y los que apuestan por retar a Ciudadanos a apoyar una moción de censura junto a Podemos. Pero la advertencia lanzada ayer por el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, tras el regreso del líder, deja claro que el PP no se arriesgará a perder la Comunidad de Madrid a un año de las elecciones.

Cospedal sigue apoyándola

Aunque la propia Cifuentes dejó exclusivamente en manos de Rajoy su posible renuncia, tampoco parece probable que el líder popular dé una orden en este sentido. Ni siquiera tiene previsto reunirse con ella. Maíllo negó que deba ser el jefe del Ejecutivo quien decida y advirtió de que cualquier posibilidad depende de la propia presidenta madrileña y del PP de Madrid, porque es una «decisión personal» y de partido. La suerte parece echada y ningún miembro del Gobierno o diputado del PP en el Congreso apoyó ayer expresamente a Cifuentes.

La situación se complica, sin embargo, porque un sector muy importante de los populares, con la secretaria general María Dolores de Cospedal al frente, presiona para que no se entregue a Ciudadanos la cabeza de Cifuentes. Su tesis es que si se cede de nuevo, como ocurrió en el caso del expresidente de Murcia Pedro Antonio Sánchez, el partido de Rivera seguirá exigiendo dimisiones para debilitar al PP. Ese apoyo permitió ayer que la propia Cifuentes se reivindicara y afirmara que el único compromiso de Ciudadanos es «derribar» su Gobierno «legítimamente elegido» para entregárselo a la izquierda. Pero Rajoy parece decidido a conservar a toda costa la presidencia de Madrid. Así lo aseguró Martínez-Maíllo, que destacó que el PP es un partido «de Gobierno» y consciente de la importancia de mantener la «estabilidad» en esta comunidad. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, abundó aún con más claridad en esa tesis de quitar presión a Mariano Rajoy en este asunto al señalar que «le corresponde a la presidenta de la Comunidad de Madrid tomar la decisión que considere en conciencia de lo que debe hacer». «Y estoy convencido de que tomará la decisión que más convenga a los madrileños y a la presidenta de la Comunidad de Madrid», añadió Feijoo.

Desde el Ejecutivo, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, siguió también el guión al afirmar que el interés general de los ciudadanos y de los partidos está «por encima» de las personas y confía en que en los próximos días se adopten «las decisiones más convenientes para el interés general de los ciudadanos, que es lo importante, para el interés del PP, y también, estoy seguro, para el interés de Cristina Cifuentes».

El líder del PSOE en Madrid falseó su currículo con una licenciatura que no ha cursado

El caso Cifuentes ha puesto el foco en las titulaciones de posgrado que los políticos reflejan en sus currículos oficiales. Y entre los que han falseado el suyo se encuentra precisamente el líder del PSOE en la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco, uno de los impulsores de la moción de censura contra la presidenta madrileña y hombre de la máxima confianza del secretario general socialista, Pedro Sánchez. Franco mantuvo desde 1995 al 2003 en su ficha oficial como diputado del PSOE en la Asamblea de Madrid que es licenciado en Matemáticas, cuando no es cierto que tenga esos estudios. Una vez que el caso se hizo público, y tras constatarse que el engaño se mantuvo durante ocho años, Franco admitió ayer que, aunque inició estudios de Matemáticas, no llegó nunca a licenciarse. «Es cierto que no llegué a obtener la licenciatura y he sido profesor de Matemáticas, de clases de apoyo», explicó, aunque añadió que el tema se subsanó ya hace 15 años. Franco si es licenciado en Derecho.

José Manuel Franco, portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid, no se licenció en matemáticas
José Manuel Franco, portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid, no se licenció en matemáticas

Rivera no lo ve grave

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, instó a Franco a «aclarar» lo sucedido porque, según dijo, no concibe que un dirigente político «haga el ridículo hasta el extremo de decir que tiene una licenciatura que no tiene». El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, consideró «reprochable» que Franco mintiera en su currículo, pero no tan grave como el caso de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y su máster supuestamente falsificado, que consideró por el contrario como «muy grave». «Nosotros esto no lo permitimos», pero es el PSOE el que «tendrá que decidir lo que hace», señaló Rivera sobre el caso de Franco.

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, aseguró estar «perplejo» por la «cara dura» que achacó al líder de los socialistas madrileños y exigió explicaciones «inmediatas» al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y también al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, a quien preguntó igualmente si pedirá la dimisión del diputado de Ciudadanos César Zafra, de quien ha dicho que ejerció como abogado de manera «intrusista» cuando no lo era.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El PP prepara la salida de Cifuentes y le pide que haga lo mejor para al partido