Cifuentes pone su futuro en manos de Rajoy

La presidenta madrileña solo dejará su cargo si se lo pide directamente el jefe del Gobierno, pero en el PP quieren que dimita ella y Ciudadanos ya da por descontada su salida de Sol

.

La Voz | Madrid

Ni las presiones procedentes de la opinión pública, ni los insultos de altos cargos de Ciudadanos ni la falta de cariño y la calculada frialdad que padece por parte de la gran mayoría de los pesos pesados de su partido. Nada de esto provocará la dimisión de Cristina Cifuentes como presidenta de la Comunidad de Madrid. Desde su entorno más cercano reconocen que la situación a la que se enfrenta desde hace tres semanas no es agradable, pero apuntan a que solo una petición directa de Rajoy motivaría su salida de la Puerta del Sol. Entonces sí; con la llamada del presidente del Gobierno, a las pocas horas Cifuentes convocaría a la prensa para anunciar automáticamente su renuncia al cargo.

Entre los planes más inmediatos de Rajoy no está el de encontrarse con la presidenta madrileña. Rajoy regresó de Argentina a última hora de ayer, un largo viaje que le sirvió para masticar el asunto. La encrucijada en la que se encuentra no es sencilla. Deberá escoger entre aguantarla en la presidencia y obligar a Ciudadanos a que fuerce su salida votando en la moción de censura con Podemos y facilitando un Gobierno socialista en la capital, lo que podría tener cierto coste para la formación naranja, pero que significaría perder Madrid; o atender a sus barones y a la inmensa mayoría de cargos de su partido forzando su dimisión para conservar Sol, lo que le tocaría tragar con la imagen de Albert Rivera exhibiendo su cabeza. Lo cierto es que el presidente de C’s ya saborea su próxima pieza de caza, en este caso concreto, caza mayor, hasta el punto de que ya tiene encargado el marco para que en poco tiempo luzca en su pared de trofeos junto a las del expresidente murciano Pedro Antonio Sánchez, la senadora Barreiro o la histórica exalcaldesa valenciana Rita Barberá.

Es decir, que la salida de Rajoy a este dilema consiste en escoger entre Guatemala y Guatepeor, y para añadirle algo de dificultad a tal elección, no está claro cuál de las dos opciones puede resultar más perjudicial para su partido. Y si la situación es complicada, la pretensión de la presidenta madrileña de que sea Rajoy en persona quien la obligue a dimitir la complica todavía más. Por ello, en el partido quieren que se Cifuentes la que dimita por propia iniciativa.

Génova pide paciencia

En Génova piden paciencia. Consideran que el futuro de Cifuentes debe estar vinculado al avance de las investigaciones abiertas en la Fiscalía y en la Universidad y apuntan a que la dirigente madrileña ni está formalmente investigada. El coordinador general del partido, Fernando Martínez-Maíllo, que a su vez es el encargado de dirigir las negociaciones con C’s para el caso, asegura que no aceptan «ni ultimátums ni fechas límite» de nadie, y se niega a admitir que su partido se encuentre buscando remplazo a Cifuentes. «No estamos en esa fase», dice, acusando a C’s de estar intoxicando.

Rivera se mantiene firme

En el otro extremo de la cuerda, Rivera continúa firme. Insiste, cada vez con más claridad, en que si Rajoy no da el paso, él no tendrá ningún reparo en votar a favor en la moción de censura que se votará como muy tarde el próximo 7 de mayo. En realidad, por lo que se aventuró a comentar el propio líder naranja, el pleno de dicha moción no llegará a celebrarse nunca. A Rivera le «consta» que el PP ya baraja los nombres de los diputados autonómicos que pueden pilotar el año que resta hasta que finalice la legislatura. En C’s dan por descontado que la salida de Cifuentes se producirá más pronto que tarde. «Va a durar menos que lo de Murcia», apuntan fuentes de la dirección. Estas admiten que hasta ahora el PP no ha propuesto a nadie para la sucesión, pero que sí «han pedido algo de tiempo para ofrecer alguno». ¿Y llegado el momento, no resultaría complicado explicar al electorado que C’s facilita la entrada de un Gobierno de izquierda en Madrid? «Gabilondo tampoco es el Che Guevara», responden.

El secretario general, José Manuel Villegas, detalló que el apoyo a los Presupuestos queda fuera de la compleja ecuación en la que se han convertido las negociaciones entre ambos partidos y que por tanto el respaldo a las cuentas está garantizado.

El PSOE se personará en la causa si llega a los tribunales

El portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, anunció ayer que el PSOE se personará en la causa por el presunto fraude en el máster de Cristina Cifuentes. La investigación abierta por la Fiscalía a instancias de la Universidad Rey Juan Carlos aún no ha terminado, pero si aprecia que hay indicios de delito judicializará el asunto para que se abra el correspondiente sumario. En ese momento, los socialistas se convertirán en parte para no permitir «que se deterioren las instituciones». Gabilondo argumentó que «hay asuntos que dirimir» en los tribunales.

Dos ministros evitan apoyar a Cifuentes y piden que el caso se resuelva «cuanto antes»

Efe
.El ministro Íñigo de la Serna, esta mañana
El ministro Íñigo de la Serna, esta mañana

Albert Rivera dice que le consta que el PP baraja nombres para sustituir a la presidenta madrileña

Varios ministros que han acudido hoy a la sesión de control al Gobierno han eludido confirmar, a preguntas de los periodistas, si mantienen su confianza en la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, aunque sí han pedido que este caso se resuelva «cuanto antes».

«Como todo en esta vida hay que resolver las cuestiones con celeridad. Sobre todo si hay confusión», ha asegurado la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina.

En esta misma línea, el titular de Fomento, Íñigo de la Serna, se ha remitido a las palabras de ayer del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que también pidió desde Argentina que este asunto se resuelva «a la mayor celeridad posible y con el mayor sentido común posible».

Seguir leyendo

Votación
4 votos
Comentarios

Cifuentes pone su futuro en manos de Rajoy