El líder del PP presume de Presupuestos y de la subida de las pensiones

Son las cuentas que le hubiese gustado hacer en el 2012, dijo Rajoy, cuando el PP llegó a la Moncloa y se encontró un país «al borde de la quiebra»

.
Agencias

Mariano Rajoy esbozó en Sevilla el reto que ahora tiene por delante y que consiste en aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el 2018, unas cuentas «útiles, buenas para los españoles y viables», que no tienen nada que ver con los «ejercicios de ilusionismo» de la oposición. Según sus palabras, son las cuentas que le hubiese gustado hacer en el 2012, cuando el PP llegó a la Moncloa y se encontró, dijo en clara crítica al PSOE, un país «al borde de la quiebra».

En especial ha destacado la mejora para las pensiones más bajas después del tira y afloja con Ciudadanos y de las protestas que llenaron las calles de varias ciudades. «Si fuimos capaces de preservar el sistema de pensiones en lo peor de la crisis, cómo no vamos a seguir protegiéndolo ahora», ha garantizado, cosechando un aplauso de su partido.

Financiación autonómica

Junto a los Presupuestos, ha situado como retos de su Gobierno aprobar un nuevo sistema de financiación autonómica y llegar a un acuerdo de solidaridad entre todos los territorios de España con el agua, asuntos en los que ha apelado al PSOE. También ha puesto encima de la mesa la necesidad de abordar el problema de la demografía y promover la plena incorporación de «todos los sectores y rincones» de España al mundo digital.

«Un mal recuerdo»

El presidente también ha augurado que la crisis catalana va a ser pronto «un mal recuerdo» y que el país seguirá unido y siendo un «ejemplo» de democracia, de libertad y de respeto a los derechos de las personas. Pero ha reivindicado la respuesta del Ejecutivo a «la mayor crisis» que a su juicio le ha tocado afrontar, el secesionismo catalán, y que en España se antepone sin «excusas» el cumplimiento de la ley a todo lo demás, como el respeto a las decisiones judiciales, gusten o no. Rajoy ha defendido así la decisión «más dura» que ha tomado el Ejecutivo ante el deafío de los independentistas catalana, la aplicación del 155 de la Constitución para intervenir la Generalitat, con mecanismos que a su juicio se van a convertir en «fortalezas para el futuro».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El líder del PP presume de Presupuestos y de la subida de las pensiones