Junts per Catalunya no renuncia a intentar investir a Puigdemont

Si falla Puigdemont, el independentismo activará la vía del también encarcelado Sánchez


/ colpisa

El independentismo no acaba de salir de su propio laberinto. Apenas queda mes y medio para que muera la legislatura en caso de que JxCat y ERC no sean capaces de investir antes a un presidente. Pero los secesionistas están enrocados en Carles Puigdemont o Jordi Sànchez como candidatos a dirigir la Generalitat.

Puigdemont fue el primer aspirante tras las elecciones del 21D, pero fue descartado después de que el Tribunal Constitucional concluyera que no es posible una investidura sin el candidato presente en el hemiciclo. Los independentistas podrían reformar la ley de la Presidencia de la Generalitat para permitir la elección presidencial a distancia, pero podrían no tener tiempo suficiente.

El vicepresidente de la Cámara catalana, Josep Costa (JxCat), visitó ayer al expresidente catalán en la prisión alemana. Tras el encuentro, afirmó que Puigdemont está dispuesto a seguir «representando la presidencia de la Generalitat». «Hay que jugar la carta de Puigdemont hasta el final», apuntó en la misma línea el presidente de la Asociación de municipios por la independencia. Esta es la misma posición de la ANC. Esquerra y el PDECat, miran con recelo, pero de momento callan.

Si falla la carta de Puigdemont, JxCat activará de nuevo la vía del también encarcelado Sànchez. Solo cuando fracase el plan del expresidente de la ANC, JxCat anunciará el candidato que podría ser investido de manera efectiva. Hay varios nombres: Elsa Artadi, Marc Solsona, Marta Madrenas y Ferran Mascarell.

De todos modos, el pleno del Parlamento que se celebra hoy es ordinario no de investidura, pero adquiere importancia en la medida de si Puigdemont podrá votar a través de un delegado de su grupo o no. La Mesa aceptó el martes la delegación del voto del expresidente catalán, pero C’s, PSC y el PP lo impugnaron presentando un recurso cada uno para que el órgano rector reconsiderara su decisión. Además los letrados advirtieron de que podría ser ilegal que el expresidente delegase su voto ya que eso contraviene el auto del Tribunal Constitucional del 27 de enero que estableció que «los miembros de la Cámara sobre los que pese una orden judicial de busca y captura e ingreso en prisión no podrán delegar el voto en otros parlamentarios».

La Mesa se volverá a reunir hoy antes del pleno para decidir si se ratifica en su decisión o acepta esos recursos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Junts per Catalunya no renuncia a intentar investir a Puigdemont