El PNV descarta negociar con Rajoy los Presupuestos con el 155 en vigor

Los nacionalistas vascos escenificaron en el Aberri Eguna la solidaridad con el «procés»


bilbao / colpisa

El PNV vivió ayer un Aberri Eguna (día de la patria) diferente a los de los últimos años. Fue una jornada más reivindicativa que festiva, marcada por la encrucijada en que viven los nacionalistas porque se han atado de pies y manos al prometer que no negociarán los Presupuestos del Estado mientras el artículo 155 siga en vigor en Cataluña, pero, a la vez, su rechazo a dialogar con Rajoy da alas a unas elecciones anticipadas en España y a los pescadores de río revuelto -«de ribera revuelta», ironizó el presidente del partido, Andoni Ortuzar, en un juego de palabras con el apellido del líder de Ciudadanos- que quieren «trepar al poder».

Ortuzar no tuvo empacho en revalidar su promesa de no ayudar a Rajoy mientras la autonomía catalana siga intervenida. Lo hizo en presencia de dos dirigentes del independentismo catalán, que participaron por primera vez en el Día de la Patria vasca escenificando la solidaridad de la jornada con el procés. En los corrillos de la plaza Nueva bilbaína, escenario del acto, se admitía el interés de los soberanistas catalanes -que suelen acudir invitados al Alderdi Eguna, el último domingo de septiembre, pero nunca al Aberri Eguna- por asistir a la fiesta que el nacionalismo, y desde hace unos años Podemos, celebran el Domingo de Resurrección. Los independentistas enviaron a un representante «pata negra» de lo que se conoce como la lista del president (afines a Puigdemont), el portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, próximo al ahora preso en Alemania, y a la alcaldesa de Calella y responsable de relaciones institucionales del PDECat, Montserrat Candini.

 El PNV cedió a sus invitados gran parte del protagonismo y los ubicó en la tribuna de autoridades, junto a los consejeros del Gobierno del lendakari Urkullu, la presidenta del Parlamento y los portavoces en Congreso, el Senado y el Parlamento Europeo. Y no solo eso: ambos tuvieron tiempo para hacer declaraciones en las que aprovecharon para instar al PNV a no dejar de utilizar su papel en Madrid para hacer de «palanca» y tratar de revertir el 155.

Ortuzar, que apuntó que el PNV es un partido «responsable» y consciente del auge del «nacionalismo español rancio», insistió en que el 155 es una línea roja infranqueable. «Con el 155 no jugamos. La mera existencia del 155 y la aplicación en Cataluña son un ataque también a Euskadi y nuestra idea del autogobierno», advirtió.

Las víctimas urgen al Gobierno a que ponga freno a la propaganda terrorista

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, instó ayer al Ejecutivo de Rajoy a «disolver» a ETA para «frenar su propaganda» en puertas de que anuncie su desmovilización tras un debate que, confirmó la banda, «está a punto de concluir». «Un Gobierno democrático no puede presenciar desde la barrera cómo una organización terrorista presume de su fanatismo y honra a sus miembros», dijeron. La asociación respondió así al comunicado de la banda antes del Aberri Eguna. Desde el Ejecutivo, el único en dar la réplica a ETA fue Zoido. «Haga lo que haga ETA, el relato de lo ocurrido en España no da lugar a alternativas», subrayó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El PNV descarta negociar con Rajoy los Presupuestos con el 155 en vigor