Líderes independentistas jóvenes para relevar a los que están en prisión

A marchas forzadas, las formaciones secesionistas encaran el relevo generacional

Roger Torrent (1979); Pere Aragonés (1982); Sergi Sabriá (1975); Elsa Artadi (1976)
Roger Torrent (1979); Pere Aragonés (1982); Sergi Sabriá (1975); Elsa Artadi (1976)

barcelona / colpisa

Ninguno de los líderes que encabezó el proceso soberanista en la pasada legislatura, que culminó con la declaración de independencia, se mantiene en primera línea. De un plumazo, el independentismo ha perdido a toda una generación de políticos, que están encarcelados, procesados o huidos. A marchas forzadas, las formaciones secesionistas encaran el relevo generacional.

Esquerra es la primera que ha empezado a renovar su dirección con políticos sin mochilas penales del pasado. Los republicanos se han puesto en manos de dos dirigentes llamados a ser los líderes del futuro: Roger Torrent (1979) y Pere Aragonés (1982). El primero preside la Cámara catalana y es hoy la máxima autoridad autonómica en Cataluña. Desde el primer día ha marcado distancias respecto a su antecesora, Carme Forcadell, y desde un planteamiento de independentista puro Torrent se está forjando un perfil pragmático, sin dejar de lado gestos para la galería como el plantón al rey. En su partido hay quien lo propone como candidato a la Generalitat para seducir a los comunes.

Misma línea, otros ritmos

Aragonés es el recién elegido adjunto a la presidencia del partido, que es como decir máximo líder de la formación, porque Junqueras y Rovira estarán un buen tiempo fuera de juego. Aragonés se perfila como el próximo vicepresidente de la Generalitat, el hombre llamado a tender puentes con el Gobierno central. Otro hombre fuerte de Esquerra es Sergi Sabrià (1975), hasta ahora portavoz del partido y que llevará las riendas del grupo parlamentario en la Cámara catalana. Sabrià es de la línea Torrent, dirigente independentista de pura cepa, pero que ha entendido que la etapa posproceso exige otros ritmos. Y Gerard Gómez del Moral (1989) emerge como el millennial con más futuro.

Igual de complicada es la transición en el otro gran sector del independentismo, que agrupa al PDECat y JxCat. El mando neoconvergente se ha quedado huérfano. Y las miradas están puestas en Elsa Artadi (1976). Era el ojito derecho de Andreu Mas-Colell en la Consejería de Economía y ahora lo es de Puigdemont, pero fuentes de JxCat apuntan que Artadi no quiere aún dar el paso para liderar el Ejecutivo catalán.

Del entorno del expresidente florecen Quim Torra (1962) y Eduard Pujol (1969). El primero fue presidente de Òmnium y es del sector de los irreductibles. Pujol fue director de la emisora RAC1, uno de los bastiones mediáticos del independentismo. De la órbita del PDECat despuntan tres alcaldes: el de Mollerusa, Marc Solsona (1976), el de Valls, Albert Batet (1979), y la de Gerona, Marta Madrenas (1967).

Centenares de personas piden en Berlín la liberación del expresidente

Patricia Baelo

A la espera de una decisión de la Justicia alemana sobre su extradición, a Carles Puigdemont el apoyo le llegaba ayer desde las calles

A la espera de una decisión de la Justicia alemana sobre su extradición, a Carles Puigdemont el apoyo le llegaba ayer desde las calles de Berlín, donde se congregaron ante la emblemática puerta de Brandemburgo entre 200 y 300 personas, según informó la policía, para pedir su liberación.

Entre los manifestantes estaban los diputados de Junts per Catalunya Aurora Madaula y Quim Torra. Fue una protesta convocada por la entidad civil separatista Asamblea Nacional Catalana en la que no faltaron las banderas independentistas y las pancartas que, escritas en alemán, lanzaban con mensajes como «Libertad para los presos políticos».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Líderes independentistas jóvenes para relevar a los que están en prisión