La policía alemana detiene a Puigdemont cuando entraba desde Dinamarca

La detención se ha llevado a cabo en aplicación de la euroorden cursada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. El expresidente, que ha sido trasladado al centro penitenciario de Neumünster, comparecerá este lunes ante el juez

;
Puigdemont, detenido en Alemania El expresidente catalán ha sido arrestado a treinta kilómetros de la frontera con Dinamarca
Agencias

La policía alemana confirmó este domingo la detención del expresidente catalán Carles Puigdemont en una autopista del país, donde entró a través de la frontera con Dinamarca. Puigdemont, huido de la justicia española, quedó retenido a las 11.19, hora local, en la autopista A7, dirección sur a unos treinta kilómetros de la frontera, y quedó a disposición policial, informó a Efe el portavoz de la Policía de lo Criminal del «Land» de Schleswig Holstein Uwe Keller. La detención se ha llevado a cabo en aplicación de la euroorden cursada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. Previamente, Jaume Alonso-Cuevillas, abogado de Puigdemont, había informado a Efe que el expresidente de la Generalitat permanece retenido por la policía de Alemania, a la espera de que se practiquen las comprobaciones oportunas en relación con la orden de detención que tiene pendiente.

Puigdemont deberá comparecer este lunes ante el Tribunal administrativo de Schleswig-Holstein, para «proceder a comprobar su identidad», según fuentes jurídicas. 

A través de su cuenta de Twitter, Alonso-Cuevillas, asegura que la policía ha tratado de forma correcta «en todo momento» y «por ahora está en una estación de policía», explica.

Los agentes han parado a Puigdemont poco antes de este mediodía, cuando acababa de cruzar en vehículo la frontera alemana desde Dinamarca por una carretera en dirección a Hamburgo, desde donde tenía la intención de regresar a Bélgica. La detención se efectuó en Kiel, capital de Schleswig-Holstein y ha sido trasladado al centro penitenciario de Neumünster, en el estado de Schleswig-Holstein, en el norte de Alemania. Un pequeño vehículo oscuro con los cristales tintados llegó pasadas las 15:00 al edificio. No hay una confirmación oficial sobre si Puigdemont se encontraba en ese coche. El vicefiscal general de Schleswig-Holstein, Ralph Döpper, no quiso dar dato alguno sobre el lugar donde se encuentra detenido el político por «razones de seguridad», según informa la agencia dpa.

La inteligencia española aviso a Alemania del viaje de Puigdemont

Los servicios secretos españoles alertaron a las autoridades alemanas de que el expresidente catalán, Carles Puigdemont, podría estar en su territorio, afirma el semanario Focus, tras confirmarse la detención del prófugo de la Justicia española en ese país. De acuerdo con ese medio, el departamento identificado como «Sirena» advirtió a la Policía Federal de lo Criminal (BKA) de esa posibilidad.

La Fiscalía inicia «intensas gestiones» con Alemania para aplicar la euroorden

La Fiscalía se encuentra realizando «intensas gestiones» con el Ministerio Fiscal de Alemania y Eurojust con la finalidad de poner a su disposición toda la documentación y material que se precise para hacer efectiva la euroorden contra el expresidente catalán Carles Puigdemont. Tras su detención en Alemania, la Fiscalía ha iniciado inmediatamente «intensas gestiones» con su homóloga alemana y con Eurojust, un organismo dedicado a la coordinación y la cooperación entre los estados miembros en la lucha contra las formas graves de delincuencia transfronteriza en la Unión Europea. Lo ha hecho con la finalidad de «poner a su disposición toda la documentación y material que se precise para hacer efectiva la euroorden», según informan fuentes fiscales.

La Fiscalía general del estado federado de Schleswig-Holstein, al norte de Alemania, estudiará la euroorden contra el expresidente autonómico catalán Carles Puigdemont, según ha informado a Efe un portavoz del ministerio de Justicia alemán tras la detención del líder soberanista en ese país. De acuerdo con el sistema federal alemán, las competencias en esa materia corresponden a la Justicia del estado federado y no a la Fiscalía federal, con sede en Karlsruhe (suroeste del país).

El expresidente se plantearía pedir asilo en Alemania, según informaciones del rotativo Kieler Nachrichten, diario de la ciudad de Kiel (norte del país), a cuya Fiscalía corresponde estudiar la euroorden contra el política independentista. Ese mismo medio apunta que las posibilidades de que prosperase una eventual solicitud son escasas, ya que la orden de detención europea tiene prioridad sobre un procedimiento de asilo, y remite su información a fuentes judiciales y del gobierno regional de Schleswig Holstein, el estado federado donde fue detenido. Se espera que este lunes Puigdemont comparezca ante la fiscalía de ese estado federal. 

Confusión en las últimas horas sobre el paradero de Puigdemont

En las últimas horas, ha habido muchísisima confusión sobre el paradero de Puigdemont. Después de que el juez Llarena reactivase la orden de detención internacional cuando se había desplazado a Finlandia, segunda parada de su periplo europeo tras empezar la semana en Ginebra (Suiza), donde se reunió con la también huida Anna Gabriel, la dirigente de la CUP procesada únicamente por un delito de desobediencia (no conlleva prisión) y que solo mantiene la orden de detención nacional por no haber comparecido ante el juez.

Mientras su abogado explicaba que Puigdemont iba a ponerse a disposicón de la policía finlandesa, horas más tarde un diputado del país aseguraba que el expresidente ya estaba de regresando a Bélgica. Finalmente este domingo ha sido interceptado por la policía alemana en una carretera fronteriza con Dinamarca en Hamburgo. Lo mismo decía su abogado, Alonso-Cuevillas, que sobre las siete de la tarde confirmaba a través de Twitter que Puigdemont no estaba en Finlandia ya.

Hay que recordar que el Código Penal de Finlandia castiga con diez años de prisión la voluntad violenta de una persona de separar una parte de Finlandia del resto del territorio. La misma pena para el delito de alta traición, a quien por medio de la violencia intente derogar la Constitución finlandesa o alterarla, o los fundamentos políticos del país. Es decir, en caso de que se hubiera tramitado allí la euroorden sí se cumpliría el condicionante de la doble tipificación del delito de rebelión, ya que está recogido en los códigos penales de ambos países. Una circunstancia que no ocurre en el derecho belga, país donde Puigdemont lleva meses residiendo. 

El independentismo sustituye la investidura por un ataque al Estado

Cristian Reino

«¡Basta ya!», replica Arrimadas, que insta a cesar en un desafío que califica de fracaso

Después de la derrota en la votación del jueves, el independentismo tenía ayer una segunda oportunidad para investir a Jordi Turull. Pero el exconsejero de la Presidencia fue ingresado el viernes en prisión, junto a otros cuatro dirigentes secesionistas, y quedó inhabilitado para someterse a la segunda votación de investidura.

El procesamiento de los 25 líderes del secesionismo ha caído como una bomba en el movimiento soberanista, lo que obligó a Roger Torrent a mantener convocado el pleno de investidura, a pesar de las advertencias del Gobierno. Eso sí de forma simbólica, ya que finalmente decidió que no habría votación y la sesión parlamentaria se reconvirtió en un debate sobre la situación política, en la que los independentistas aprovecharon para soltar toda la artillería pesada contra las instituciones españolas. Torrent tomó la determinación de suspender la votación en contra de sus socios de JxCat, que avisaron de que no renuncian a retomar próximamente la segunda vuelta de la investidura de Turull: «Queda pendiente», advirtió Quim Torra. El diputado nacionalista presentó a España como un Estado autoritario. «El Estado ha implosionado», dijo. «Cataluña ha dicho basta, hay que escoger o el Estado o la democracia», afirmó en la misma línea, Sergi Sabrià, de Esquerra. «El Estado de derecho está en descomposición». A su juicio, «no hay futuro» para los catalanes en el reino de España. «Estamos ante un golpe de Estado», aseguró también Natalia Sánchez, de la CUP. «Llenaremos las calles para vaciar las prisiones», advirtió.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
33 votos
Comentarios

La policía alemana detiene a Puigdemont cuando entraba desde Dinamarca