Cinco policías heridos en un nuevo brote violento en Lavapiés

Gobierno y Podemos se enzarzan en el Congreso con mutuas acusaciones de propalar noticias falsas

.

Madrid | La Voz

Cuando todavía no ha transcurrido una semana desde que la madrugada del viernes las calles de Lavapiés acogieran una batalla campal a consecuencia de la muerte por circunstancias naturales de un vendedor ambulante, este céntrico barrio madrileño volvió ayer a ser escenario de una nueva trifulca en la que resultaron heridos cinco agentes municipales.

Dos efectivos de este cuerpo se adentraron en la zona con intención de identificar a una persona de origen senegalés que el día anterior les había amenazado de muerte. La operación no conlleva un riesgo especial, pero fruto de la tensión que todavía se respira acabó por convertirse en un pequeño infierno. Una vez localizado el sospechoso, y cuando ya se destinaban a proceder a su identificación, comenzó a caer sobre ellos una intensa lluvia de objetos contundentes, en su mayoría cascotes y otros restos de una obra cercana, lanzados por allegados del sospechoso. Los agentes tuvieron que solicitar refuerzos para controlar la situación. El parte de lesiones recoge que dos de los policías encajaron un puñetazo en la cara y otro resultó herido con una papelera. No se han detallado las lesiones que sufrieron los otros dos. 

Choque por las «fake news»

A menos de un kilómetro, tan solo unas horas antes, el Gobierno se sometió a una sesión de control en el Congreso en la que se colaron los incidentes de Lavapiés. En un intento de ponerse la venda antes de la herida y asumiendo la máxima de que la mejor defensa es un buen ataque, Podemos censuró el comportamiento del Grupo Popular a raíz de la muerte del mantero senegalés dentro de su cuestión sobre «el sellado de noticias», una de las medidas que baraja Defensa para combatir injerencias extranjeras. La portavoz parlamentaria de Podemos, Irene Montero, hizo un repaso por el Prestige, las armas de destrucción masiva de Irak o los atentados del 11M como ejemplos por los que no debe ponerse «al zorro al cuidado de las gallinas». La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, no ocultó su sorpresa por el tema escogido por la formación morada en «la semana del bulo», y acusó directamente a Montero de haber fomentado su difusión. Además, recordó el portal de noticias oficiales impulsado por Carmena, las denuncias de la asociación de la prensa que pesan sobre Podemos o las aspiraciones de Pablo Iglesias por convertirse en el director de TVE.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cinco policías heridos en un nuevo brote violento en Lavapiés