Investigan la muerte de un mantero de 35 años por una parada cardiaca en Madrid

Tras el suceso un grupo de más de medio centenar de personas ha quemado contenedores y causado desperfectos en el mobiliario urbano en el madrileño barrio de Lavapiés

Muere un mantero de un paro cardiaco en Lavapiés La policía insiste en que no hubo persecución

Un mantero de 35 años y origen subsahariano ha fallecido este jueves de una parada cardiorrespiratoria en el madrileño barrio de Lavapiés. Las circunstancias del fallecimiento todavía se investigan debido a las diferentes versiones sobre los hechos transmitidas.

El suceso tuvo lugar minutos antes de las 17 horas a la altura del número 10 de calle del Oso. Un agente municipal que patrullaba la zona ha sido el primero en encontrarse al hombre solo en el suelo sin respirar, por lo que ha iniciado las maniobras de reanimación cardiopulmonar hasta la llegada de los sanitarios del Samur, que han continuado con los masajes durante unos minutos pero sin éxito, por lo que finalmente han confirmado la defunción.

Sin embargo, según otras fuentes policiales, todo comenzó minutos antes en las inmediaciones de la Plaza Mayor, donde por circunstancias que aún se desconocen este mantero y otros fueron perseguidos a la carrera hasta el cercano barrio de Lavapiés, donde el subsahariano sufrió el infarto. Una versión que apoyan compañeros del fallecido. Por todo ello, se abrirá una investigación para esclarecer lo realmente ocurrido.

El fallecido no llevaba documentación y ha sido un compañero el que ha indicado a los agentes que era mantero y tenía 35 años. Se llamaba Mmame M., y había nacido en Senegal en 1983, aunque llegó a España hace 14 años. Actualmente vivía en la misma calle del Oso y no tenía tarjeta de residencia.

Protestas y desperfectos 

Una convocatoria espontánea ante esta muerte en circunstancias todavía por aclarar ha reunido a más de medio centenar de compañeros del fallecido en la zona de Lavapiés para trasladar su indignación.

Una veintena de ellos ha comenzado a quemar contenedores en la zona de la calle del Oso. Ha sido necesaria la intervención de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid para apagar los pequeños conatos de incendio.

También han arrancado papeleras y causado desperfectos en el mobiliario urbano, así como en diversos vehículos y motocicletas. Ante la posibilidad de incidentes, los comercios de la concurrida calle ubicada en la zona céntrica de la capital han cerrado al público de manera preventiva.

La zona estaba siendo vigilada por varios furgones de la Policía Nacional, con los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los conocidos como 'antidisturbios', ataviados con los cascos por si era necesaria su intervención, y la citada vía cerrada al tráfico.

Los congregados les han increpado al grito de «asesinos» y «cobardes» y se han vivido momentos de tensión. Haciendo acopio de piedras recogidas en los escombros de una obra cercana, les han amenazado con ellas.

Investigación profunda sobre lo sucedido 

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha lamentado este jueves la muerte del ciudadano subsahariano que ha fallecido este jueves en Lavapiés y ha asegurado que el Ayuntamiento investigará «a fondo» lo sucedido y actuarán «en consecuencia».

«Lamento muchísimo la muerte de un ciudadano en Lavapiés», ha dicho la alcaldesa en referencia al 'mantero' que perdía la vida tras sufrir una parada cardiorrespiratoria después de una persecución desde la Plaza Mayor por parte de la Policía Municipal de Madrid, según han confirmado fuentes de la Jefatura Superior de Policía.

«Desde el Ayuntamiento investigaremos a fondo lo sucedido y actuaremos en consecuencia. Toda mi solidaridad con familiares y amigos», ha señalado la alcaldesa en Twitter, después de los altercados que se vienen produciendo desde finales de esta tarde en el barrio de Lavapiés, con barricadas, cargas policiales y quema de contenedores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Investigan la muerte de un mantero de 35 años por una parada cardiaca en Madrid