El Gobierno anticipa que no habrá indulto para condenados por rebelión o sedición

Advierte, en respuesta a una senadora de Unidos Podemos, que no suavizará las penas por unos delitos de «extrema gravedad»


Madrid / Colpisa

No habrá indultos si los imputados por el proceso independentista en Cataluña terminan condenados. Al menos, no si continúa el Gobierno del Partido Popular al frente del país cuando se dicte sentencia. El Ejecutivo avisa de que no contempla, en modo alguno, el perdón porque considera que la intentona secesionista del pasado otoño es un delito de «extrema gravedad». El Gobierno avanza su posición ante una hipotética petición de indulto por parte de los políticos independentistas encausados en una respuesta parlamentaria a la senadora de Unidos Podemos Miren Edurne Gorrochategui, que interpeló al Ejecutivo tras los primeros encarcelamientos por el 1-O dictados por la Audiencia Nacional.

Gorrochategi preguntó no solo sobre los hipotéticos indultos, sino también si el Ministerio de Justicia estudia algún tipo de reforma del Código Penal para suavizar los artículos de rebelión (que contempla penas de hasta 30 años para los que se levanten «violenta y públicamente» para, entre otros objetivos, «derogar, suspender o modificar total o parcialmente la Constitución» o «declarar la independencia de una parte del territorio nacional») y sedición (que castiga hasta con 15 años a los que «se alcen pública y tumultuariamente» para «impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las leyes»).

La senadora de Unidos Podemos cree que esas graves penas no son «proporcionales», pero el Ejecutivo, en cambio, las considera totalmente justas. «El Gobierno no considera necesario reformar la legislación penal de los delitos de rebelión y sedición. La regulación que ofrece el Código Penal de dichos delitos es exhaustiva, minuciosa, detallada y completa, contemplando toda una graduación de penas atendiendo a la gravedad de los hechos y al grado de intervención del sujeto activo», se afirma de forma rotunda en la respuesta.

«Habida cuenta la extrema gravedad de las conductas que sancionan, las penas previstas se consideran completamente proporcionadas», insiste el Gobierno de Mariano Rajoy, al tiempo que recuerda que «la rebelión es uno de los delitos más graves del ordenamiento jurídico, pues supone un ataque al sistema constitucional de forma violenta y por un conjunto de personas, como reconocen las legislaciones penales del entorno».

Como en Alemania e Italia

«Las penas previstas en los delitos de rebelión y sedición se equiparan a las del Código Penal alemán e italiano, no advirtiéndose desproporción en las mismas», abunda la respuesta, dejando clara la postura del Ejecutivo, totalmente contraria a tocar el título XXI del Código Penal («Delitos contra la Constitución») en el que se incardina la rebelión o el título XXII («Delitos contra el Orden Público») en el que está incluida la sedición.

Sobre el tema del indulto, el Ejecutivo recuerda que para que pudiera concederse una petición de gracia, se requiere que los solicitantes hayan sido condenados por sentencia firme, previo informe del tribunal sancionador y del ministerio fiscal, que a su vez deberán recabar información sobre la conducta del penado a Instituciones Penitenciarias.

Pero en cualquier, caso, el Gobierno ya anticipa que mantiene intacto su «compromiso de no conceder indultos a aquellas personas condenadas por delitos de extrema gravedad, tal y como ha hecho hasta la fecha», cerrando así la puerta a cualquier tipo de perdón en caso de condena por los tribunales. De hecho, el PP presentó una enmienda a una proposición de ley del PSOE de reforman de la ley del indulto para que esta medida de gracia no se pueda aplicar a los delitos de rebelión y de sedición.

En la actualidad, hay 33 personas encausadas por rebelión o sedición durante el proceso secesionista del pasado año. El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena mantiene imputadas a 28 personas por los delitos de rebelión, sedición o malversación de caudales públicos y la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, a cinco por sedición.

Rajoy advierte del regreso del «nacionalismo excluyente»

Era un marco el de ayer en el que Mariano Rajoy se siente especialmente cómodo. Durante el encuentro del Partido Popular Europeo en Valencia el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, incluso llegó a reconocer que le «gusta Mariano» porque «no habla muchísimo, pero hace muchísimo». En ese escenario, el jefe del Ejecutivo aprovechó para agradecer no solo a sus socios comunitarios, sino a todas las «democracias del mundo», el apoyo prestado al Gobierno frente al desafío secesionista en Cataluña, un problema que no considera local. «Tenemos algunos fantasmas del pasado que vuelven, como el nacionalismo excluyente, una versión del populismo que por desgracia en España, pero no solo en España, conocemos bien», advirtió en referencia a otros movimientos en regiones de países como Francia o Italia.

En todo caso, Rajoy dio por ganada la batalla dada por el independentismo. «Desde la ley y la justicia hemos conseguido que en nuestro país prevalezcan la democracia y el Estado de derecho», concluyó.

Ni el presidente ni su número dos, Soraya Sáenz de Santamaría, se detuvieron en el acuerdo entre Junts per Cataluña y Esquerra para desbloquear la legislatura y que plantea elaborar una Constitución catalana. La vicepresidenta del Gobierno se limitó a recordar que el candidato propuesto, Jordi Sànchez, «está en prisión» y que, más allá del pronunciamiento de los tribunales sobre si puede o no asistir a la investidura, «Cataluña merece un gobernante que pueda dedicarse íntegramente a que esa comunidad».

En cuanto a las estructuras que las fuerzas secesionistas pretenden articular en Bruselas bajo el liderazgo de Carles Puigdemont, fuentes de la Moncloa reiteraron que se velará por que «ni un solo euro del erario público» financie un nuevo proceso de ruptura. «Ni aquí ni fuera», zanjaron. Sáenz de Santamaría retomó, además los esfuerzos por denunciar ante los representantes europeos las informaciones e imágenes falsas sobre cargas policiales que circularon por todo el mundo durante la jornada del 1-O

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Gobierno anticipa que no habrá indulto para condenados por rebelión o sedición