Moncloa investiga cómo se financia Puigdemont en Bruselas

Considera que proponer a Sánchez para presidir la Generalitat está «fuera de lógica y del sentido común»

.

Madrid | La Voz

La situación de bloqueo político en Cataluña y el panorama económico han copado la rueda de prensa posterior al Consejo de ministros de este viernes. Respecto al primero, el Gobierno se mantiene a la expectativa de todos los movimientos que pueda dar en falso el independentismo, con la más que probable propuesta de Jordi Sànchez como candidato a la investidura para liderar la Generalitat. El exlíder de la ANC se encuentra en prisión preventiva investigado por un delito de rebelión. «La capacidad de proponer a un candidato le corresponde al Parlamento catalán. Si ese candidato tienen un problema con la Justicia, es algo que tiene que determinar el juez. Nosotros estaremos atentos a lo que decida y seremos respetuosos con esa decisión», detalló el titular de Justicia, Rafael Catalá.

No obstante, en Moncloa no dejan de mostrar su sorpresa con todo lo que rodea al proceso, destacando que aunque finalmente no esté fuera de la legalidad, sí es algo que «está fuera de la lógica y del sentido común», apuntando que el candidato a liderar el gobierno autonómico no tienen que lograr solo el permiso penitenciario para acudir a la sesión de investidura, si no que posteriormente tendrá que encargarse de liderar la Generalitat, algo que a todas luces, semeja complicado hacerlo desde el interior de una cárcel.

Respecto a la advertencia por parte de algunos sectores independentistas de que Carles Puigdemont estaría trabajando para montar una estructura de gobierno paralela desde su refugio en Bruselas, en el Ejecutivo central se muestran tajantes: «Las estructuras paralelas no existen. Las estructuras institucionales son las que establece la Constitución. Lo otro es fantasmagoría. No habrá ni un euro del erario público para sufragar esos gastos, que no son más que puras irrealidades», aclaró Méndez de Vigo como portavoz del Gobierno. Fuentes de Moncloa confirman que hasta el momento no han sido capaces de determinar la forma en la que Puigdemont sufraga sus gastos en Bélgica, pero aseguran que lo acabarán averiguando.

El otro gran tema de este viernes en Moncloa fue el económico. Méndez de Vigo comenzó su intervención destacando los positivos datos del paro en febrero, «tradicionalmente un mes no bueno, en el que las lista del paro suele crecer», contextualizó. No fue capaz, sin embargo, de entrar a explicar las razones que han provocado que Cataluña lidere esta creación de empleo, cuando habitualmente apuntan a que en esa comunidad autónoma sigue pasando factura el desafío independentista. Dijo no conocer los datos. El que sí los manejaba era Rajoy, que de visita oficial en Canarias, tan solo unos minutos después de su portavoz, destacaba el buen comportamiento de los datos del paro en esa comunidad, la segunda mejor en esta oleada. Eso sí, no mencionó cuál era la primera.

Méndez de Vigo también apuntó a otras variables para resaltar la mejora económica: a la contratación de hipotecas, que se ha incrementado un 10 % respecto al año anterior, y al imparable crecimiento del turismo. «El país recibe cada vez un mayor número de visitantes y el gasto medio que realizan también es cada vez mayor», destacó.

La huelga feminista

El próximo jueves está convocada una huelga feminista por parte de varios colectivos sociales en toda España. Sin mencionarla directamente, el ministro portavoz sí comentó que la brecha salarial disminuyó 4,5 puntos desde el 2012, siendo este el país de Europa en el que más se ha reducido este escalón entre hombres y mujeres.

Asimismo, el Gobierno también ha expresado su «firme compromiso para seguir trabajando para que la igualdad entre hombres y mujeres sea real en todos los ámbitos».

Presupuestos antes de Semana Santa

Respecto a los Presupuestos Generales del Estado, Méndez de Vigo reiteró la confianza del Gobierno en despachar este asunto el día 23 de marzo. Rajoy ya avanzó ayer que confía en despachar este asunto antes del comienzo de vacaciones de Semana Santa.

Fruto de su debilidad parlamentaria, el último de los grandes frentes que se le ha abierto al Gobierno es el de las pensiones. Desde Moncloa llaman a los partidos a que dejen de buscar réditos políticos y que por una vez, al menos en esta cuestión, se busque el bien común. «Es una cuestión nacional, uno de los grandes restos ya desde el principio de la legislatura. Hace 15 meses Rajoy propuso conseguir un gran pacto de Estado sobre esta cuestión», destacó Méndez de Vigo antes de recordar que el presidente del Gobierno ha solicitado la celebración de un pleno en el Congreso monográfico sobre este tema.

El portavoz del Gobierno apunta que en los últimos siete años el coste anual se ha incrementado en unos 25.000 millones de euros, desde los 114.000 millones necesarios en el 2011 hasta los 139.000 millones que se requieren ahora, algo que se explica con el aumento de la esperanza de vida. España es el segundo país del mundo con los índices más elevados, solo por detrás de Japón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Moncloa investiga cómo se financia Puigdemont en Bruselas