Las tormentosas relaciones de JxCat y ERC, dos socios que parecen no serlo

La guerra por el liderazgo en el soberanismo: Esquerra busca desbancar a lo que queda de Convergència


Madrid / Colpisa

Esquerra y Convergència, o los restos del partido que fundara Jordi Pujol, están obligados a entenderse si quieren mantener vivo el proceso independentista, pero su convivencia ni ha sido ni es ni será fácil. Son socios a palos que han encadenado una crisis con otra. Las relaciones han sido una tormenta continua desde noviembre del 2012, cuando comienza su colaboración tras las elecciones que abrieron la puerta al desafío secesionista

La hegemonía en el mundo nacionalista, y ahora soberanista, ha sido el caballo de batalla permanente entre Esquerra, una formación de izquierda e independentista, y el liberalismo nacionalista-soberanista encarnado en CiU, Convergència, PDECat y Junts per Catalunya. Artur Mas y Carles Puigdemont han mantenido a duras penas la preeminencia de su partido, pero la formación de Oriol Junqueras hace tiempo que dejó de ser el hermano pequeño.

Tas las elecciones del 28 de noviembre del 2010 CiU prefirió tener como aliado, quién lo diría ahora, al PP. Pero envalentonado por un lado por las movilizaciones soberanistas de la Diada del 2012, y acorralado por otro ante las protestas callejeras contra su dura política de recortes, Artur Mas decidió convocar elecciones para que CiU recuperara la mayoría absoluta. La apuesta fracasó. Y Mas dirigió la mirada a Esquerra, amenazante segunda fuerza. Enseguida se vio que iban a ser unos socios ariscos. La negativa de los republicanos a apoyar los presupuestos del 2013 lo puso de manifiesto. ERC además colocó sobre la mesa la ley de consultas y la celebración del referendo, que los convergentes aceptaron a regañadientes.

El 9-N y las urnas Esquerra y la todavía minoritaria CUP apretaban para seguir adelante. La Unió de Josep Antoni Duran Lleida ponía el freno. Mas tomó el camino del medio, transformó el referendo en un proceso participativo sin efecto legal y anunció elecciones plebiscitarias. Mas quiso entonces culminar el movimiento con unos comicios en las que Convergència, ya sin Unió, y Esquerra fueran en una candidatura unitaria. Lo consiguió, no sin reticencias. La coalición ganó las elecciones del 27 de septiembre del 2015 con 62 diputados que sumados a los diez de la CUP dieron mayoría absoluta al independentismo en el Parlamento catalán. Pero no llegaron al 50 % de los votos. Los anticapitalistas exigieron la cabeza política de Mas para apoyar la investidura. La tensión se dispara. En enero del 2016, el presidente de la Generalitat cedió y se sacó de la chistera a Carles Puigdemont.

El órdago del presidente a Mariano Rajoy, «referendo o referendo», actuó como un bálsamo hasta la convulsa consulta del 1 de octubre. El enemigo de Madrid es la argamasa que sella todas las fisuras. Pero una vez celebrado la cita ilegal resurgieron los recelos a cuenta de la materialización de la república. Puigdemont dudó y decidió convocar de nuevo elecciones el 26 de octubre. Esquerra amenazó con abandonar el barco. Al día siguiente, el presidente se echó atrás, el Parlamento aprobó una declaración de independencia y el Gobierno aplicó el artículo 155. Puigdemont huyó a Bélgica y Junqueras acabó en la cárcel.

ERC rechaza un acuerdo a medias y exige rigor para formar un Govern catalán efectivo

Efe

El Gobierno central estudia recurrir la reforma propuesta por JxCat para investir a distancia a Puigdemont

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha rechazado hoy «un acuerdo a medias» con JxCat, lo que implica que ERC no avalará ninguna propuesta que no suponga un «acuerdo global sólido y firme» y negociado con «rigor» para poder formar un Govern efectivo en Cataluña.

Marta Rovira ha indicado, en su intervención abierta a los medios ante el Consell Nacional de ERC, que deseaba «hablar claro» y «sin paternalismos» porque está convencida de la madurez política de la sociedad catalana y de que ésta pueda entender perfectamente la situación actual que vive Cataluña.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las tormentosas relaciones de JxCat y ERC, dos socios que parecen no serlo