Un gallego, entre los 19 detenidos por distribuir pornografía infantil a través de WhatsApp

Formaba parte de una red internacional que intercambiaba archivos de contenido sexual, incluso con bebés y animales


redacción / la voz

Un testigo protegido puso a la policía sobre la pista. Era marzo del pasado año cuando comenzó una investigación que finalizó ayer con la detención de 19 personas, una de ellas gallega, que distribuían a través de WhatsApp imágenes pornográficas de niños e incluso de bebés de gran crudeza. El arrestado en Galicia es un hombre de 37 años que vivía en A Pobra do Caramiñal. La policía realizó en 14 provincias 20 registros domiciliarios en los que intervino numeroso material. También se detuvo a dos menores, de 16 años, en Alicante y Murcia, en esta operación.

Las investigaciones comenzaron tras conocerse que en determinados grupos cerrados o secretos de Facebook se intercambiaban enlaces desde los que se accedía a grupos de mensajería instantánea. En algún caso los usuarios de los móviles no eran los titulares de la línea. En los numerosos grupos de mensajería instantánea se distribuía imágenes y vídeos de pornografía infantil y de zoofilia adulta e infantil, en la que aparecían desde menores de apenas unos meses de edad hasta niños de unos cinco años.

La mayoría de esos grupos, más de 20 contabilizados, tienen un administrador en países sudamericanos. El número de los usuarios asciende a miles de personas, según la policía, dado que cada grupo tiene una capacidad máxima de 250 personas. El acceso a los grupos se hacía por invitación de otro miembro y a través de enlaces colgados en páginas secretas y cerradas de Facebook con solo hacer clic en el enlace. A través del móvil o de la versión WhatsApp Web, se accedía a los contenidos.

Sobre el perfil del usuario, los agentes que participaron en la investigación señalaron que se trata de personas que mostraban su interés sexual por menores. Los administradores de los grupos eliminaban a los miembros que no compartían archivos para propiciar que compartieran y facilitar la distribución.

Abusaba de su sobrina y almacenaba más de 3.000 fotografías de menores

La Audiencia Provincial de Cantabria juzgó ayer a un hombre acusado de abusar de su sobrina de 3 años, grabarla y guardar las imágenes en su móvil junto a 3.755 archivos digitales de menores desnudos o manteniendo relaciones sexuales, hechos por los que el fiscal pidió 22 años de cárcel para este presunto pedófilo. También se le acusa de tratar de compartir a través de Twitter 40 fotografías de menores de edad desnudas, algo que detectó la propia red social, que lo puso en conocimiento de una oenegé estadounidense que a su vez lo comunicó a las autoridades españolas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un gallego, entre los 19 detenidos por distribuir pornografía infantil a través de WhatsApp