Los letrados del Parlamento catalán advierten que la teleinvestidura es ilegal

La participación de Puigdemont debe ser «directa y personal», según los juristas


Barcelona / Colpisa

La investidura se le complica cada vez más a Carles Puigdemont. En un informe demoledor, aunque no vinculante, para el expresidente de la Generalitat, los juristas del Parlamento de Cataluña concluyeron ayer que la elección a distancia, desde Bruselas, no es posible. Para los ocho letrados de la Cámara, en un informe aprobado por unanimidad, es «imprescindible» que el candidato asista al debate parlamentario, previsto para el 31 de enero, y añaden que debe estar presente «sin ningún medio interpuesto ni sustitución de la persona que ha de ser el principal protagonista».

Junts per Catalunya plantea una investidura telemática, vía Skype, o delegada, de tal manera que otro diputado pueda leer el discurso en la Cámara catalana en nombre de Puigdemont, que se resiste a volver a España para evitar ser detenido. Sin embargo, según el texto de los letrados del Parlamento catalán, la investidura debe celebrarse con la participación «directa y personal» del aspirante. De lo contrario, creen que se estaría vulnerando el reglamento de la Cámara y el Estatuto de Autonomía, ya que se impediría el debate cara a cara con los representantes electos del pueblo, con lo cual se carecería de «elemento esencial del procedimiento» que, de esta forma, «no podría cumplir su función estatutaria y reglamentaria».

Los letrados recuerdan en este sentido que un debate de investidura tiene como objetivo «propiciar un diálogo» entre el candidato a la presidencia y el resto de los parlamentarios para decidir si aquel merece el apoyo de la Cámara, ya que la investidura va más allá de «un acto de mera ratificación o confirmación de una persona como presidente».

También rechaza la posibilidad de una representación delegada, ya que en el debate deben darse cumplimiento a los principios de «oralidad, contradicción directa y garantía del principio de inmediatez». Tampoco prevé el reglamento la posibilidad de un voto delegado por encontrarse en el extranjero o en prisión. Aunque descarta taxativamente esa posibilidad en el primer caso -lo que afecta directamente a Puigdemont y otros cuatro parlamentarios que lo acompañan en Bruselas-, deja la puerta abierta a que la Mesa de Edad, que dirigirá la constitución del Parlamento, haga una interpretación particular para los tres parlamentarios que están en prisión -Junqueras, Form y Sànchez-.

El informe, a dos días de la constitución del Parlamento en una sesión convocada para mañana, supone toda una patata caliente para las fuerzas independentistas. Los republicanos de Esquerra se comprometieron a respetar el criterio de los letrados, lo que los enfrentará a Junts per Catalunya, que defiende que la última palabra debe tenerla la Mesa del Parlamento.

Los letrados también rechazan otro de los planteamientos de Junts per Catalunya, la posibilidad de bloquear la sesión constitutiva no compareciendo e impidiendo que se alcance el cuórum necesario de al menos 69 parlamentarios presentes. El informe indica que eso sirve para el resto de las sesiones, pero no para la constitutiva, predeterminada por el decreto de convocatoria.

La crisis catalana le costó dos millones de euros a la cadena hotelera NH

Nadie discute ya el impacto del desafío secesionista sobre el sector turístico catalán. Ahora se le empieza a poner cifras. Ayer lo hizo el consejero delegado de la cadena hotelera NH, Ramón Aragonés, quien en un foro empresarial celebrado en Madrid desveló que en el caso de su cadena el impacto ha sido de aproximadamente 2 millones de euros en el resultado bruto de explotación (ebitda). Por su parte, Raúl González, de Barceló, destacó que ha habido una caída importante en la celebración de eventos en Barcelona del 6 %, cuando se crecía a un ritmo del 22 %. El presidente de Hotusa, Amancio López Seijas, cree que la caída del turismo se ralentizó a finales de año, tras los picos posteriores al 1-O.

El Gobierno recuerda que el 155 seguiría en vigor

N. V.

Rajoy reitera que Puigdemont no puede ser presidente desde Bruselas

Mariano Rajoy advirtió ayer sobre la consecuencia directa de la pretensión de Puigdemont de ser investido presidente de Cataluña sin pisar territorio español. El Ejecutivo recurrirá de inmediato cualquier intento de forzar una elección desde Bruselas y, por lo tanto, la maniobra de Junts per Catalunya podría prolongar la intervención de la autonomía catalana. Según el acuerdo que aprobó el Senado el pasado 27 de octubre, este mecanismo excepcional dejará de estar vigente cuando se conforme el nuevo Gobierno de la Generalitat. «Y no se puede tomar posesión desde Bruselas -incidió Rajoy ante la junta directiva nacional del PP-; por lo tanto, el artículo 155 de la Constitución seguirá en vigor».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los letrados del Parlamento catalán advierten que la teleinvestidura es ilegal