Una sarcástica respuesta del director de Tráfico agrava la crisis de la AP-6

La única explicación de Serrano es contestar con ironía a quienes le han criticado

.

madrid / la voz

Lejos de rectificar por su mala gestión, de plantearse la dimisión o de disculparse en la forma que le exigía la oposición ante los miles de afectados en el caos circulatorio registrado el pasado fin de semana en la AP-6, en el que familias enteras se vieron obligadas a pasar la noche en el interior de sus vehículos atrapadas en una carretera nevada, el director general de la Dirección General de Tráfico (DGT), Gregorio Serrano, sigue defendiendo que su actuación en la madrugada del sábado al domingo resultó adecuada. Incluso con ironía, como si la desagradable situación a la que se enfrentaron todos los afectados diese pie a ello. «Pido disculpas a todos los que estén molestos porque la tarde de la tremenda nevada sobre la AP-6 estaba con mi familia en Sevilla pasando el día de Reyes, una maravillosa ciudad donde funcionan las líneas telefónicas e Internet», publicó este martes en su cuenta personal en Twitter. Junto a estas palabras adjuntó una captura de pantalla en la que se muestra otro mensaje publicado en la misma red social durante la tarde del día 6, coincidiendo con el momento en el que se empezó a generar el colapso, en el que informaba de problemas en esa vía, llamando a los conductores a tomarla solo «en caso de necesidad».

Estas declaraciones del máximo responsable de la DGT han sentado como un tiro en el Gobierno y en el partido que lo sustenta. Inmersos ya de por sí en numerosos frentes políticos, y en un momento en el que tratan de pasar página cuanto antes para minimizar daños, el sarcasmo en las palabras de Serrano no ha logrado más que avivar un fuego en el que en el PP son conscientes que no tienen nada que ganar.

Visto que entre los planes de Gregorio Serrano no se encuentra el de presentar su dimisión, el PSOE volvió a pedir este martes al ministro del Interior, Juan Antonio Zoido, el cese del director general de la DGT. En esta ocasión lo hizo a través de su secretario general, Pedro Sánchez, que reforzó las presiones iniciadas un día antes por el portavoz de su partido, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente. El jefe de la oposición también lamentó que el Gobierno descargase toda responsabilidad de lo ocurrido en la concesionaria de la autopista, ya que considera que garantizar la seguridad de sus ciudadanos en las carreteras españolas es un deber.

Reclamaciones

Otro de los grandes señalados por el angustioso episodio de la AP-6 es el ministro Íñigo de la Serna, que junto a Zoido y Serrano también comparecerá en el Congreso. El titular de Fomento garantiza que «va a dar la cara» y será «absolutamente transparente y claro» respecto a la actuación del Gobierno, pero de sus palabras se desprende que sigue eludiendo cualquier tipo de responsabilidad, al avanzar que se mantiene a la espera de que se le facilite toda la información por parte de «quien ejecutó las acciones», dijo, refiriéndose a la concesionaria de la autopista, la compañía Abertis. De la Serna confía en recabar todos estos datos a lo largo de esta semana.

En función a lo que se extraiga de estos informes, De la Serna no descartó la apertura de un expediente sancionador e incluso trasladar a la concesionaria la factura de lo que le supuso al Gobierno el rescate: «Fomento ha comenzado a recabar información de otros ministerios sobre todos los gastos en los que han incurrido en la gestión de la nevada de cara a evaluar su posible repercusión sobre la concesionaria», una sociedad que factura 12,5 euros a cada turismo que completa los apenas 70 kilómetros que comprenden desde la localidad madrileña de Villalba hasta Adanero, al otro lado de la Sierra de Guadarrama. Según avanzó este martes, también requirieron a Abertis que traslade al ministerio todas las reclamaciones de las que sea objeto.

A pesar de que continúa sin asumir ningún tipo de responsabilidad en todas las gestiones, De la Serna se desmarcó por completo de las irónicas palabras de Gregorio Serrano y pidió disculpas a los afectados.

Llamamiento de la Asociación Galega de Consumidores e Usuarios para reclamar los daños

El presidente de la Asociación Galega de Consumidores e Usuarios (Acouga), Manuel Pérez Arias, instó este martes a los ciudadanos gallegos afectados por el corte de la autovía AP-6 los días 6 y 7 de enero a ponerse en contacto con la asociación «para reclamar polos danos e prexuízos que puideron sufrir como consecuencia do colapso» de la citada vía a su paso por Ávila y Segovia. Este sería «o paso previo» para poder presentar «unha demanda por responsabilidade patrimonial da Administración do Estado, ampliando a reclamación á concesionaria» de la AP-6, Iberpistas.

El caos provocado por el corte de la AP-6 durante las nevadas del pasado fin de semana ha provocado ya tal avalancha de protestas que otras asociaciones de defensa de los consumidores, como OCU, Facua y Asufin, están preparando ya demandas colectivas contra la concesionaria de la autopista, Iberpistas (filial de Abertis), y el Ministerio de Fomento, como responsable subsidiario, para exigir daños y perjuicios. Facua y OCU repetirán así el camino seguido en el 2004, cuando una demanda en los tribunales obligó a la concesionaria de la AP-1, Europistas, a indemnizar con 150 euros a los usuarios que quedaron atrapados durante horas por la gran nevada. En 2008, la Justicia también obligó a la concesionaria de la AP-66 Aucalsa a indemnizar a un matrimonio que quedó retenido por la nieve en uno de los puestos de peaje entre León y Asturias.

Las tres compañías anunciarán en breve los costes de la demanda y si exigirán a los demandantes darse de alta en la asociación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una sarcástica respuesta del director de Tráfico agrava la crisis de la AP-6