El padre detenido por secuestrar a sus dos hijos en Granada intentó simular la muerte de los pequeños

La jueza  ha decretado prisión provisional y sin fianza para Manuel Lebrón, que intentó fotografíar a los menores tumbados y manchados de sangre

La Voz
Sevilla

La jueza de Dos Hermanas (Sevilla) ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza para Manuel Lebrón, detenido por sustracción de menores al no entregar a sus hijos el día 30 en un punto de encuentro y que tiene una condena previa de 34 meses de cárcel por maltrato a la madre de los niños.

Lebrón trató de simular la muerte de estos para torturar a su expareja, Sonia Barea. Seún relató esta al Ministerio Fiscal, el acusado intentó fotografiarles «tumbados en el suelo manchados de sangre, simulando que estaban muertos», según informa El País. En plena bússqueda de los pequeños, la propia Barea publicó en su perfil de Facebook un pantallazo con el mensaje que Lebrón publicó en el perfil de su hermana, en el que informaba de que se habían «encontrado dos cadáveres de niños en Mariena».

Manuel Lebrón -un ex policía local de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) suspendido del cuerpo y con varios antecedentes por violencia de género y otros altercados en su localidad- declaró durante más de dos horas ante la titular del juzgado de instrucción 4 de Dos Hermanas (Sevilla), donde fue detenido en casa de su actual pareja el martes y los niños -de 9 y 10 años y que se encontraban con él- entregados a su madre «en perfecto estado».

La jueza de instrucción 4 de Dos Hermanas, en funciones de guardia, ha decretado su ingreso en prisión «por el riesgo de fuga, la posibilidad de reiteración delictiva y la gravedad de los hechos», según informó el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), y ha prohibido que el detenido se acerque a sus hijos a menos de 300 metros y que se comunique con ellos «por cualquier medio», al tiempo que ha suspendido la patria potestad.

Está acusado de sustracción de menores, lesiones y atentado, ya que durante su arresto se mostró «muy agresivo» y llegó a herir con un cuchillo de «grandes dimensiones» a tres agentes, que tuvieron que ser atendidos en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

Según informó el abogado de su exmujer y madre de los niños, Óscar Martínez, durante la declaración el detenido ha señalado que no llevó a los niños al punto de encuentro el pasado sábado porque «no se encontraban bien de salud» y que no avisó a la madre porque «no tiene móvil» aunque sí le dijo a su actual pareja que lo hiciera, algo que en el atestado policial no consta.

Tanto la Fiscalía como la acusación particular habían pedido prisión provisional, una orden de alejamiento de sus hijos y la suspensión de la patria potestad, a lo que el abogado de la madre ha añadido además la petición de una orden de alejamiento e incomunicación con los niños de los abuelos paternos porque «sabían donde estaban los niños y no han colaborado mucho en la resolución del conflicto», si bien la jueza ha denegado esto último.

La jueza ha dado además cumplimiento a la requisitoria del juzgado de lo Penal 6 de Sevilla para ejecutar la condena firme de 34 meses de prisión que pesa sobre Lebrón tras ser rechazado su último recurso al auto de ingreso en prisión. Esta ejecución se dictó el pasado 2 de enero y le ha sido notificada durante su comparecencia judicial de hoy.

El juzgado de instrucción 4 de Dos Hermanas mantendrá la causa abierta por los delitos de atentado y lesiones a los agentes que intervinieron en su detención, unas heridas que, según ha declarado el acusado, se produjeron en un «forcejeo». Sin embargo, la instrucción por la sustracción de los menores se trasladará a los juzgados de violencia de género de Granada, donde debía haber entregado a los niños y donde la madre puso la primera denuncia, ya que reside allí con sus hijos tras pasar por una casa de acogida del Instituto Andaluz de la Mujer y al tener una orden de alejamiento, en vigor, por la que su exmarido no puede acercarse a ella.

Además de la condena firme de 34 meses por malos tratos a su exmujer, Manuel Lebrón tiene hasta «nueve requisitorias de la Policía Nacional y una de la Guardia Civil en los últimos dos años» por amenazas y altercados violentos, uno de ellos de hace un mes contra vecinos de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), municipio al que tiene prohibido desde entonces acercarse por orden judicial.

El abogado de la acusación particular ha destacado por ello que su ingreso en prisión «es una buena noticia no sólo para Sonia sino para el conjunto de la sociedad pues hace un mes intentó atropellar a la Policía», durante una huida en Alcalá, y «hay tres policías heridos» en su detención del martes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El padre detenido por secuestrar a sus dos hijos en Granada intentó simular la muerte de los pequeños