El Gobierno niega al Parlamento datos sobre el aviso de la CIA y de la pesquisa de los atentados de las Ramblas

Interior rechaza las insinuaciones nacionalistas de que está hurtando información de calado a los Mossos


Madrid / Colpisa

El Gobierno se niega a entrar en la polémica que Carles Puigdemont y el PDECat pretenden alentar sobre las supuestas «deslealtades» en la lucha antiterrorista con la Generalitat o el ocultamiento por parte del Ministerio del Interior de datos sobre la célula de Ripoll que atentó el pasado agosto en las Ramblas y Cambrils. Les recuerda que las cuestiones sobre el combate antiyihadista son «informaciones clasificadas secretas por el Consejo de Ministros» y se niega a contestar al Parlamento si el Ejecutivo recibió la alerta de la CIA sobre la inminencia de los ataques en Cataluña.

El departamento que dirige Juan Ignacio Zoido y el partido del destituido Puigdemont mantienen abierta una batalla parlamentaria iniciada en septiembre por una provocadora batería de preguntas del diputado Feliu-Joan Guillaumes, en plena crisis catalana. Preguntó al Ejecutivo si era «consciente» del daño que han hecho los «retrasos en facilitar información» a los Mossos o si sabía de la «ineficacia de los sistemas de intercomunicación de los patrulleros no estatales», al estar marginados de las bases de datos yihadistas de Interior. Guillaumes también inquirió sobre el conocimiento que las fuerzas de seguridad del Estado tenían de las vinculaciones del imán de Ripoll o sobre el conocimiento del Gobierno sobre la alerta llegada desde los servicios secretos estadounidenses. Las preguntas iban en línea con las afirmaciones que hizo Puigdemont al acusar al CNI de «deslealtad» por no avisar de que mantenía contactos con el imán Abdelbaki Es Satti, el cerebro de los atentados de las Ramblas. 

Centralización

En sus respuestas, el Ejecutivo se muestra firme en su determinación de no informar públicamente de detalles sobre los atentados y de mantener al margen de la lucha antiterrorista a las policías autonómicas. «La colaboración entre las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y los Mossos viene desarrollándose de modo leal, rápido y efectivo», apunta Interior, antes de recordar que policía y Guardia Civil «ofrecieron su ayuda desde el primer momento» tras los atentados. Colaboración sí, pero no habrá más implicación de los Mossos porque, «teniendo en cuenta que la amenaza terrorista no es solo local», el Ejecutivo «considera más eficaz que los órganos especializados en la lucha contraterrorista estén centralizados, al objeto de una mejor coordinación con sus órganos territoriales y con las policías autonómicas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Gobierno niega al Parlamento datos sobre el aviso de la CIA y de la pesquisa de los atentados de las Ramblas