Silva Sande dice ahora que Publio Cordón fue enterrado en los Pirineos

M. C. C. REDACCIÓN / LA VOZ

ESPAÑA

Javier Cebollada | EFE

Condenados a 30 años los grapos Teijelo y Gómez Méndez por el secuestro del empresario

22 dic 2017 . Actualizado a las 00:52 h.

El de Publio Cordón fue uno de los secuestros más sonados de España. Han pasado ya 22 años y el cuerpo del empresario aragonés sigue sin aparecer y las posibilidades de encontrarlo parecen cada vez más remotas. El que el gallego Ramón Silva Sande, integrante del grupo de extrema izquierda, comenzase a colaborar con la Justicia abrió una puerta a poder localizar los restos de Cordón. Silva Sande mantuvo en estos últimos nueve años que el cuerpo se encontraba en Mont Ventoux, hasta hace unos días, cuando cambió su versión. Ahora dice que está en los Pirineos.

El grapo gallego mantiene esta nueva hipótesis en una carta que envió al tribunal de la Audiencia Nacional que juzgó hace un mes a dos antiguos compañeros suyos de la organización terrorista, José Antonio Ramón Teijelo y María Victoria Gómez Méndez, por el secuestro del empresario zaragozano en el verano de 1995. Los dos terroristas fueron ayer condenados a 30 años de prisión por un delito de detención ilegal, pero no por homicidio, porque el cadáver continúa desaparecido.

El 27 de junio de 1995 el empresario aragonés Publio Cordón hacía deporte cuando tres miembros de los Grapo, Fernando Silva Sande, José Ortín Martínez y Enrique Cuadra Echeandía, lo introdujeron por la fuerza en un coche y lo trasladaron a un polígono industrial. Desde allí lo llevaron a Lyon, en donde otros dos grapos, José Antonio Teijelo y María Victoria Gómez Méndez, habían alquilado una casa en la que lo tuvieron encerrado. Cordón intentó escapar arrojándose por una ventana, quedó malherido y falleció finalmente como consecuencia de las heridas, según mantuvo Silva Sande. Hasta ahora, estos eran los hechos que se creían contrastados, después de que Sande comenzase su colaboración con la Guardia Civil y señalase que el cadáver de Publio Cordón estaba enterrado en Mont Ventoux.