El dardo de Junqueras a Puigdemont: «Yo no me escondo y soy consecuente con mis actos»

El candidato de ERC espera votar el 21D, formar gobierno y poder presidirlo


Considera el presidente y candidato de ERC, Oriol Junqueras, que si está en prisión es porque ha demostrado que da la cara  y porque no se esconde nunca de lo que hace, porque es consecuente con sus «actos, decisiones, pensamientos, sentimientos y voluntad». Así lo ha manifestado durante una breve entrevista, de poco más de cuatro minutos, concedida a RAC1 desde la cárcel de Estremera, en la que se ha referido veladamente al expresidente de la Generalitat y candidato de JxCat, Carles Puigdemont, que optó por huir a Bélgica y no acudir a declarar ante la Audiencia Nacional tras la querella por sedición presentada por la fiscalía.

Pese a todo, Junqueras ha avanzado que quiere «construir el futuro siempre con los máximos consensos y la máxima unidad posible, siempre ofreciendo la mano a todo el mundo», que espera formar gobierno y que él pueda presidirlo si puede acudir a la sesión de investidura del Parlament. «Estoy seguro de que lo formaremos. Estoy seguro de que yo mismo, si el Parlament lo decide, tendré la oportunidad de presidirlo», ha asegurado el líder republicano, que considera que no hay ninguna posibilidad de que restrinjan su derecho a asistir a esta sesión de investidura.

Junqueras ha dicho también que, pese a su situación, espera poder votar en las elecciones del 21D: «Hemos hecho todas las gestiones correspondientes para poder votar. Espero votar y espero ganar. Me parece que tenemos todo el derecho del mundo a ganar», ha resaltado.

El exvicepresidente de la Generalitat ha asegurado asimismo que su estancia en la cárcel no ha hecho mella en su voluntad política: «La estancia en una prisión siempre contribuye a reforzar el alma, te hace más fuerte y te hace estar más convencido de aquello que has representado». Sobre su vida en la prisión ha indicado que aprovecha para leer, escribir, hacer deporte y «muchas cosas que hasta ahora no podía hacer demasiado». Y, finalmente, se ha dirigido a sus partidarios: «Estoy convencido de que saldremos adelante».

Oriol Junqueras, cuando el hábito no hace al monje

Sara Carreira

De suaves maneras y voz conciliadora, Junqueras se ha abierto paso para liderar el independentismo

Vaticanista. Así definen a Oriol Junqueras, y lo hacen en los varios sentidos que puede tener la palabra: es católico practicante, ha estudiado en el Vaticano y es un gran estratega político de suaves formas pero rocoso fondo. Las habilidades del exvicepresidente de la Generalitat le han permitido que de su vida trascienda solo lo que él quiere; torear y ganar a Soraya Sáenz de Santamaría; y que su formación, a pesar del estropicio del procés, se presente como probable ganadora de las elecciones.

Oriol Junqueras juega a ser un hombre sencillo al que unas monjitas un día, viéndole tan listo, lo llevaron a estudiar con ellas. Esta es la versión hagiográfica. La realidad parece diferente: hijo de un catedrático de Dibujo en un instituto y de una enfermera, Junqueras era un niño acomodado cuando unas monjas animaron a sus padres a que lo enviasen al privadísimo Liceo Italiano de la Ciudad Condal.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El dardo de Junqueras a Puigdemont: «Yo no me escondo y soy consecuente con mis actos»