«La Manada» se declara inocente de la presunta violación grupal en los Sanfermines

Los cinco acusados han negado los hechos y solo uno ha admitido haber «sustraído» el móvil de la joven

;
«La Manada» se declara inocente a puerta cerrada El juez no permite tomar imágenes ni de la víctima ni de los acusados para preservar su intimidad
Colpisa

Los cinco acusados de haber violado en grupo a una joven madrileña de 18 años en los Sanfermines del 2016 se han declarado inocentes en la primera sesión del juicio que desde hoy acoge a puerta cerrada el Palacio de Justicia de Navarra, ha informado el abogado Agustín Martínez Becerra.

Los cinco están imputados por un delito continuado de agresión sexual, otro contra la intimidad y un tercero por robo con intimidación, por los que la Fiscalía pide 22 años y 10 meses de cárcel para cada uno.

Y es que, según el escrito de la acusación, los imputados, que se hacen llamar «La Manada» (este es el nombre del grupo de WhatsApp que compartían con otros amigos y donde se vanagloriaban de sus correrías sexuales), bajaron la ropa interior de la joven y le obligaron a realizar felaciones a todos ellos, que también le penetraron, uno anal y vaginalmente, sin usar preservativo y «valiéndose de su superioridad física y numérica» y de la «imposibilidad» de la joven de «ejercer la más mínima resistencia».

Mientras, dos de ellos, «sin el conocimiento ni consentimiento» de la chica, hicieron grabaciones de vídeo y fotografías con sus móviles, «con la intención de vulnerar la intimidad de la víctima y posteriormente mostrarlos, enviarlos y difundirlos a su grupo de amigos».

La acusación añade que cuando «se dieron por satisfechos» y antes de abandonar el lugar, un portal de un céntrico edificio de Pamplona, se apoderaron del móvil de la víctima para que «no pudiera solicitar auxilio».

Sin embargo, al terminar la sesión de hoy, el letrado Martínez Becerra, que defiende a José Angel Prenda, Jesús Escudero Domínguez y Ángel Boza, los tres en la prisión de Pamplona desde hace 16 meses, ha comentado a los periodistas que sus clientes, que siempre han sostenido que fueron relaciones consentidas, se han declarado «inocentes».

Lo mismo ha sucedido con los otros dos acusados, el militar Alfonso Jesús Cabezuelo y el guardia civil A.M.G., presos en la cárcel miliar de Alcalá de Henares (Madrid), aunque este último sí ha admitido haber «sustraído» el móvil de la joven.

Está previsto que el juicio se prologue hasta el día 24 a puerta cerrada para preservar la intimidad de la chica, que pide para los procesados 24 años y 9 meses de cárcel, mientas que las acusaciones populares solicitan más de 25 años. Precisamente estas acusaciones, ejercidas por el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona, han sido una de las cuestiones previas que hoy ha abordado el tribunal.

Las defensas de los acusados ha pedido que ambos sean apartados del caso ya que la acusación popular la ejercen asociaciones y otras entidades pero no las instituciones salvo que sea un caso de violencia machista y este no lo es.

El tribunal no ha aceptado la petición, como tampoco la planteada por la Fiscalía para que los procesados sean los primeros en declarar, lo que tendría que suceder mañana y no el día 22 como se ha señalado.

Por tanto, rechazado el cambio de orden, el juicio continuará mañana con el testimonio de la joven, para la que el tribunal ha pedido protección y que no se encuentre con los acusados en ningún momento, por lo que llegará al Palacio de Justicia acompañada por la Policía y declarará mientras los imputados siguen su testimonio desde otra sala por videoconferencia.

En las diez sesiones que durará el juicio, que se desarrolla a puerta cerrada, los tres miembros de la sala tendrán que dilucidar si la joven víctima fue forzada sexualmente, como sostiene ella, o fueron prácticas consentidas, como afirma la defensa de los cinco acusados.

Quién es quién en «La Manada»

Estos son los cinco miembros de «La Manada» juzgados. Al menos tres de ellos son miembros de la peña ultra del Sevilla Biris.

 Alfonso Jesús Cabezuelo Entrena (1988). Militar de la Unidad Militar de Emergencia (UME) en Morón de la Frontera con antecedentes por lesiones, riña tumultuaria y desorden público. En mayo del 2015 la Audiencia Provincial de Sevilla le condenó a dos años de prisión por un delito de lesiones cometido el 15 de diciembre de 2013.

Ángel Boza Florido (1991). Fichado por delitos de robo con fuerza y contra la seguridad vial. 

Jesús Escudero Domínguez (1990). Peluquero de 27 años que trabajaba en el salón de belleza que su tío regenta en el barrio sevillano de Triana. 

A.M.G. (1989). Guardia civil de 28 años que cuando fue detenido se encontraba realizando las prácticas de la Benemérita en la localidad cordobesa de Pozoblanco. Fue él quien meses antes del viaje a Pamplona, convocó a los otros miembros juzgados de «La Manada» -a excepción de Ángel Boza- para trasladarse a la localidad cordobesa de Torrecampo, donde había fiestas patronales. Esa noche, dentro de un coche, grabaron un vídeo mientras abusaban de una joven en aparente estado de semiinconscencia. Tras llevarla a Pozoblanco, la joven se despertó «completamente desnuda en el asiento de atrás» y con el mono y las medias rotas.

José Angel Prenda (1989). Con antecedentes por riña tumultuaria. El Juzgado de lo Penal número 4 de Huelva lo condenó a dos años de cárcel en el 2011 por un delito de robo con fuerza cometido dos años antes.

Así ocurrió todo

Según se desprende de las distintas declaraciones, la víctima y los cinco acusados se encontraron en la céntrica plaza del Castillo la noche del 6 al 7 de julio del 2016. Ella entabló conversación con uno de los acusados (El Prenda). En un momento dado, la víctima dijo que se iba al coche con el que había viajado a Pamplona y donde un amigo se encontraba durmiendo. Los cinco encausados se ofrecieron a acompañarla. Ella caminaba junto al joven con el que más había contactado mientras que los otros cuatro iban por delante. Según los autos judiciales, los cuatro primeros llegaron a entrar en dos hoteles de las cercanías en busca de habitación, pero en ninguno de los establecimientos tenían habitaciones libres.

Protesta de rechazo a las agresiones sexuales en la plaza del Castillo de Pamplona
Protesta de rechazo a las agresiones sexuales en la plaza del Castillo de Pamplona Efe

A la altura del número 5 de la calle Paulino Caballero, los jóvenes observaron que una vecina entraba en el portal por lo que aprovecharon para sujetar la puerta y empujaron a la joven al interior. Allí, según el escrito de la acusación, los imputados taparon a la joven la boca, la rodearon, le bajaron su ropa interior y le obligaron a realizar felaciones a los cinco, y la penetraron, uno de ellos anal y vaginalmente, sin usar ninguno preservativo. Incluso uno de ellos grabó la escena con su teléfono móvil y, posteriormente, compartió dichas imágenes con otros amigos. Cuando «se dieron por satisfechos» y antes de abandonar el lugar, según el escrito, arrojaron a la joven al suelo, presuntamente le quitaron el teléfono móvil -con lo que se aseguraban de que «no pudiera solicitar auxilio», según el escrito de la acusación- y la dejaron tirada en el portal. Según la descripción que dio la joven, los cinco acusados fueron identificados en las imágenes de seguridad del encierro y nada más terminar la popular carrera fueron detenidos por la Policía Foral.

El Prenda: «La chica nos dijo que ella podía con cinco tíos»

En los meses posteriores a la presunta violación, salió a la luz la declaración que hizo ante el juez El Prenda, el miembro de «La Manada» que primero estableció contacto con la víctima. Este sevillano sostuvo que «nunca, nunca, nunca dijo que no. No nos hizo saber que estaba incómoda. No se negó» e, incluso, llegó a defender que ella dijo que «podía con dos, con tres o con cinco o con los que haga falta». 

;
El Prenda: «La chica nos dijo que ella podía con tres o con cinco tíos» Uno de los acusados de la violación de sanfermines asegura que las relaciones sexuales fueron consentidas. El juez no lo cree así.

Para él. la joven los denunció como venganza al no haberse quedado con ella.

«Follándonos a una entre los cinco. Puta pasada de viaje. Hay vídeo»

Los cinco detenidos, tras, presuntamente agredir sexualmente y abandonar a la víctima, se jactaron de lo ocurrido en un grupo de WhatsApp. El portal navarra.com recogió la conversación:

-Buenos días

-Follándonos a una entre los 5.

-Jajaja.

-Todo lo que cuente es poco.

-Puta pasada de viaje.Hay vídeo.

Unas horas después de que A. M. G. E. enviase los mensajes comenzaron a llegar las respuestas de los otros amigos que no habían acudido a los San Fermines.

-Cabrones os envidio.

-Esos son los viajes guapos.

-jajajajajajajsajajaja

Al mediodía, cuando la noticia ya ha trascendido, algunos miembros del grupo comienzan a preguntarse si sus amigos serían o no los protagonistas de la información.

-Cinco detenidos x agresión sexual

-No seréis ustedes no??

-Iyo no serán ellos en serios no??

-Se han follado a una entre 5 según dijo jose angel

-Y son 5 los detenidos por abusar de una tía de 19 años

-Y tienen los móviles apagados

-esto va a ser como lo del loco que lo escuchamos y nos reíamos hasta que supimos que era él.

-Ta imagina? No creo vamos...espero que no..hablar cuando lo leas cabrones.

-jajajas

-No hombres es imposible que sean ellos tio.

-Con la de gente que hay...

-eran de nacionalidad española.

-Esq no han dicho nada más.

-Fite q fa prx noticia dicen entre ellos tenemos a 1 guardia civil y a un militar.

-jajajajaj

-a un mangante a un actor pono y a un gordinflón.

-jajajajajaja

-La noticia la han mandado al peligro

-si enserio?

-o es mentira?

(Enlace de la noticia con la detención de los cinco)

-Iyo son ellos.

-Estoy preocupao.

-El escu se ha conectado a las 9.39.

-Además dicen q lo an cogido en u coche.

-No creo que sean ellod

-Ellos iban en el suyo no?

-los an cogido x la mnn eh

-A ver si dan señales

-Iyo hay mucha gente allí.

-Pero 6 notas.

-Y q una tía q folle con 5.

-No es tan normal.

-Aunque haya ml de gente.

-Es que es eso.

-Y encima todos los los móviles apagados.

-Tss.

-Iyo son ellos tío.

-Q no hombre.

-Vamos a pensas de q se am puesto to ciego se an qedado sin batería y que están x ai tirados....

-Oyó son las 7 de la tarde.

-Y ninguno con movil.

-Y que no hay señales

-Pufff

-Estoy preocupado tí.

-Estamos todos cagado tío.

-Yo a buscado hasta si hay cargados en el ave.

-Xa el escu supuestamente venía hoy paca.

-Ts

-Aquí estamos hablado el (nombre) y yo de eso.

-Esq ya es para preocuparse

-Son casi las 10.

-Iyo es q todo encaja.

-Con sus muerto.

-Me acaba de decir el (nombre) que los notas son de sevilla.

-Q lo sabe por un amigo suyo de los biris q han hablado con indar gorris.

-Pero q los nombres aun no se sabes.

-Valla pasada.

-Son ellos tio.

-Valla pitote.

-Sin noticia no?

-0

-Q pasada tío

Solo hay grabados 96 segundos de los 19 minutos que estuvieron en el portal

Una de las claves del juicio, y que ayudarán a dirimir si hubo o no consentimiento por parte de la víctima, está en los vídeos grabados. Son seis: cinco tomados desde el móvil de A.M.G. y que duran, respectivamente, 6 segundos, 22 segundos, 10 segundos, 14 segundos y 39 segundos, y un sexto grabado desde otro teléfono y de corta duración. En total quedan reflejados 96 segundos del total de 19 minutos que transcurrieron desde que los miembros de «La Manada», y la joven, entrasen en el portal a las 03.08 horas, y el momento en el que lo abandonaron, a las 03.27 horas.

Estos wasaps no podrán ser utilizados

«La Manada» preparó su viaje a Pamplona durante los días previos, con wasaps que dejaban clara su salvaje expedición a tierras navarras. Unas pruebas que fueron rechazadas por el juez y que, por tanto, no se podrán utilizar en el juicio que arranca hoy. 

Las diez sesiones del juicio

Más de una veintena de medios de comunicación se han acreditado para seguir este juicio que se desarrollará en diez sesiones matinales y que concluye el próximo viernes 24 de noviembre. Eso sí, tendrán que seguirlo a través de lo que cuenten la representación de las partes. La Audiencia de Navarra decidió que las sesiones se desarrollaran a puerta cerrada para proteger «el derecho fundamental a la intimidad» de la denunciante y para salvaguardar a ella y a los cinco acusados de una «indeseada e indeseable exposición pública aireando aspectos relativos a su intimidad corporal y vida sexual». Nadie podrá ver el juicio, ni siquiera los familiares o los amigos de la víctima y de los cinco acusados.

Mañana martes, el juicio vivirá uno de sus momentos álgidos cuando declare la joven madrileña y dos testigos. Desde el miércoles hasta el viernes declararán agentes de Policía Municipal y de la Policía Foral y siete testigos. Ya la semana que viene, entre el lunes y martes se procederá al visionado de los vídeos, y no será hasta el miércoles 22 cuando declaren los acusados.

Causa abierta en Pozoblanco: «Vino de follarse a la bella durmiente» 

Después de que los cinco miembros de «La Manada» sean juzgados por la presunta violación grupal en Pamplona, cuatro de ellos (José Ángel Prenda, Alfonso Cabezuelo, Jesús Escudero y A.M.G.) se deberán enfrentar a otra causa abierta por lo ocurrido meses antes en Pozoblanco. Un caso que se descubrió después de que el juez instructor del caso de la violación de Pamplona mandase analizar los móviles de los detenidos y se encontrase con otro vídeo de presunta agresión sexual, también difundido en, al menos, dos grupos de WhatsApp.

Es en Pozoblanco donde estaba haciendo prácticas el guardia civil A.M.G. Fue él quien convocó a sus amigos para que se trasladasen desde Sevilla hasta la provincia cordobesa e ir todos juntos hasta la localidad vecina de Torrecampo. Tras una noche de juerga, los cuatro regresaron a Pozoblanco en un coche, en el que abusaron de una joven, en aparente estado de semiinconscencia. Tras manosearla y besarla, la llevaron hasta Pozoblanco, donde se despertó «completamente desnuda en el asiento de atrás» y con el mono y las medias rotas.

«La Manada» volvió a dejar rastro con vídeo de su «hazaña». Una grabación que fue enviada el 1 de mayo a los grupos de WhatsApp y que recoge frases como esta de El Prenda: «Vino de follarse a la bella durmiente» (aludiendo el estado de inconsciencia de la víctima) o «Perdimos el salto de hacer algo histórico tío».

Así fue la conversación de uno de los chats, en el que estaban incluidas 21 personas, tras el envío del vídeo: 

-Prenda: (Envía el vídeo)

-Anda, io, que aproveche

-Bukake?

-Jajajaja

-Madre mía

-Cloroformo?

-Jajaja

-Qué habilidad conduciendo con una mano y con otra cogiendo una teta atrás

-Señores, cómo acabó

-La pelea de ayer

-Yo ví al nota chorreando sangre

-Ángel B. F: Madremía que le echasteis a la chavala burundanga. Ke bueno

-Está muerta o que?

-Ángel B. F: Estaría en coma.

-Madre mía, os van a meter preso chavales, jajaja, Carman (Prenda) ve un cuerpo humano inconsciente y ahí está el tío ya sea para robarle o para meterle mano jajaja

-Sabéis algo del Carman? Lo han cogío ya? O sigue suelto?

-Y qué le han hecho a la chavala, ¿la han tirado al río?

-Es otro caso Marta del Castillo niño jajaja Joselito el depredador sexual de las casitas

La joven en su momento no denunció lo sucedido. «Tenía un lapsus que no recordaba, desconocía la identidad del chico y me autoconvencí de que no tenía pruebas suficientes», explicó. Aún así, sí que denunció meses después, cuando la policía se puso en contacto con ella tras la investigación de la violación en los Sanfermines. 

Ahora hay una causa abierta en los juzgados de Pozoblanco contra cuatro miembros de «La Manada».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

«La Manada» se declara inocente de la presunta violación grupal en los Sanfermines