España recibe en diez meses un 44 % más de inmigrantes que en todo el 2016

Salvamento rescata en 24 horas a más de 600 personas en aguas del Mediterráneo

.

Madrid / La Voz

Los servicios de Salvamento Marítimo han rescatado en tan solo 24 horas a más de 600 personas tratando de llegar a las costas españolas. A las 589 localizadas la noche del viernes hacinadas en 37 pateras, repartidas entre la costa de Cartagena (Murcia) y la de Algeciras (Cádiz), ayer se sumaron al menos otras once, detectadas en dos embarcaciones que navegaban en aguas del Estrecho.

La ausencia de viento y lluvias junto a las agradables temperaturas son algunos de los factores que están invitando a los inmigrantes, en mayor número de lo habitual, a emprender en esta época del año la siempre arriesgada aventura de cruzar el Mediterráneo en busca de una oportunidad. Pero, además, el clima a largo plazo también es una de las causas que amenazan con disparar los movimientos migratorios de cara al futuro más cercano.

Según recoge un informe elaborado recientemente por Oxfam, el cambio climático también está empujando a las comunidades más pobres a desplazarse en mayor medida que las ricas, aun a sabiendas que las primeras apenas contribuyen a deteriorar la capa de ozono, mientras los países industrializados capitalizan todas las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. La oenegé apunta a factores de «evolución lenta», tales como sequías o el aumento del nivel del mar.

Las cifras que manejan en la Organización Internacional de Migraciones (OIM), organismo de las Naciones Unidas para la migración, parecen otorgarle la razón. Tanto en España como en el resto de Europa el aumento del número de inmigrantes a lo largo de este 2017 ha sido considerable. Solo en España, en los diez primeros meses del año se ha contabilizado la entrada de 19.067 personas, un número que sobrepasa con creces al total de todo el 2016, que se situó en 13.246, lo que supone un incremento del 43,91 %, un porcentaje elevado al que todavía habría que añadir la gente que resta por llegar hasta que concluya el año, cuando todavía quedan casi dos meses completos para cerrarlo.

Gran mayoría por mar

De las 19.067 personas que han entrado en territorio español hasta noviembre de este año, 14.753 de ellas lo han hecho por mar, lo que significa un porcentaje algo superior al 77,3 %. Las 4.314 restantes tuvieron la oportunidad de traspasar la frontera por tierra o de aterrizar en alguno de los 52 aeropuertos con los que cuenta el país.

Según la OIM, al menos 154 inmigrantes han perdido la vida en lo que va de año mientras intentaban llegar a España. El número total de muertos ahogados en el Mediterráneo asciende hasta 2.839 personas.

Otro de los factores que podrían estar contribuyendo a este importante incremento de la entrada de inmigrantes en territorio español estaría en la mayor presión que está ejerciendo las fuerzas de seguridad marroquíes sobre los subsaharianos en los entornos de las fronteras de Ceuta y Melilla. La agencia Efe apunta a las cada vez más numerosas y eficaces redadas; la última, la desplegada en territorio ceutí por la Gendarmería durante la madrugada del sábado, cuando un grupo de unos 80 inmigrantes trataban de entrar a la ciudad, aprovechando la intensa lluvia que dificultaba la visión de los guardias, bordeando el espigón fronterizo y por el mar. Al menos trece de ellos (la mayoría menores de edad) consiguieron alcanzar una playa a nado, lo que provocó el cierre temporal de la frontera de El Tarajal.

Las entradas a España tan solo suponen un pequeño porcentaje del total de inmigrantes que intentan alcanzar Europa por el Mediterráneo. En lo que va de año se han registrado 159.513 llegadas a las costas europeas. Más de un 70 % de estas a Italia, aunque también a Grecia y Chipre.

Susana Díaz llama a la izquierda europea a poner freno al «drama» de la inmigración

La presidenta de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz, realizó ayer un llamamiento a la izquierda europea a «levantar la voz y pedir una Europa fuerte y sensible» para poner freno al «drama» de la inmigración. «Fuerte, para proteger a esas personas; y sensible, para dar cabida y acogida», planteó.

«No podemos mirar para otro lado», aseguró Díaz durante su intervención en la apertura del congreso regional de Juventudes Socialistas de Andalucía, que se celebra en Málaga a lo largo de este fin de semana, y tan solo unas horas después de que Salvamento Marítimo rescatase a 600 personas a bordo de pateras próximas a las costas españolas.

La líder de los socialistas en Andalucía no desaprovechó la oportunidad para enlazar este tema con el desafío secesionista en Cataluña: «Cuando algunos quieren levantar fronteras en España entre nosotros, hay una frontera enorme que se ha levantado en el Mediterráneo y que se está tragando la vida de miles de personas». Díaz apunta a que la inmigración no se trata de un problema que pueda atajarse con políticas estatales, por lo que invitó a los líderes europeos a ponerse de acuerdo en busca de una solución.

Un problema global

Junto con el terrorismo, a lo largo de los últimos años la crisis migratoria ha copado gran parte del tiempo de las reuniones entre los mandatarios de la Unión Europea. España continúa reclamando sin mucho éxito más fondos a Bruselas para refortalecer los controles en las fronteras, consciente de que es un problema global ya que la mayoría de los inmigrantes que acaban accediendo al país lo hacen de forma temporal, ya que el gran objetivo es el centro del continente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

España recibe en diez meses un 44 % más de inmigrantes que en todo el 2016