El PSOE desvela un acuerdo para que el 155 lleve a elecciones catalanas en enero

Rajoy matiza que no hay límite temporal, que «lo que importa es recuperar la legalidad»


Madrid / La Voz

Elecciones autonómicas. PP, PSOE y Ciudadanos coinciden en que esta es la única salida razonable a la intervención del Gobierno en Cataluña a través del 155, y cualquiera de los guiones esbozados por cada uno de los principales partidos constitucionalistas acaba en las urnas. Los desencuentros están en los plazos.

El PP de Rajoy, que nunca se ha caracterizado precisamente por sus prisas, considera que la manera más adecuada de actuar es olvidándose del calendario. «Una vez que se hace, hay que hacerlo bien; y algunas cosas requieren su tiempo», comentaba esta semana en privado un miembro del Ejecutivo, apostando por una intervención firme y sostenida en el tiempo. Esta idea la subrayó ayer el portavoz del Gobierno, Méndez de Vigo, quien consideró «prematuro» establecer una fecha para la celebración de unos comicios en Cataluña. Y la confirmó el propio Rajoy desde Bruselas, tras haber asistido al Consejo Europeo: «El límite temporal es algo que no está determinado, lo que importa es recuperar la legalidad y volver a la normalidad institucional», apuntó.

El presidente del Gobierno emplazó a los curiosos al mediodía de este sábado para desvelarles la batería de medidas «acordadas por PP, PSOE y Ciudadanos» que elevará al Senado, previo paso por el Consejo de Ministros, convocado en fin de semana con carácter extraordinario.

Sin embargo, y a pesar de que ni en Génova ni en la Moncloa soltaron prenda en toda la jornada, parece que existe un acuerdo cerrado entre las tres formaciones políticas para que las elecciones autonómicas en Cataluña se celebren en enero del 2018, y es que toda la prudencia que mantuvieron en las filas populares en Ferraz brilló por su ausencia. Según anunció Carmen Calvo, secretaria socialista de igualdad y una de las interlocutoras al más alto nivel en las negociaciones con el Gobierno sobre la aplicación del 155, los catalanes serán llamados a las urnas dentro de tres meses. La exministra de Zapatero admitió en un programa de televisión que existía este acuerdo, aunque unos minutos más tarde, al ver la polvareda que habían levantado sus palabras, trató de puntualizar al decir que todavía no estaba cerrado. En caso de que finalmente se celebren en enero, los socialistas habrían logrado imponer su agenda. En el PSOE siempre han apostado por que la intervención en Cataluña fuera lo más ligera posible y, dentro de un orden, también rápida. Por su parte, en Ciudadanos consideran esta fecha lejana. En la formación naranja llevan tiempo presionando a Rajoy para que se elija un nuevo Parlamento catalán cuanto antes.

Rivera confirma el pacto

Precisamente el líder del partido, Albert Rivera, confirmó la existencia de este acuerdo entre los tres partidos constitucionalistas para la celebración de los comicios en enero, algo de lo que le informó Rajoy durante su encuentro en la Moncloa este miércoles, y acusó a la socialista Carmen Calvo de haber robado el protagonismo al presidente del Gobierno, al quebrantar otro pacto según el cual sería el jefe del Ejecutivo el encargado de anunciarlo durante su comparecencia tras el Consejo de Ministros de este sábado.

De cara a la forma de presentarse a estas elecciones autonómicas, Albert Rivera descartó el sábado la posibilidad de concurrir a las urnas con una candidatura conjunta formada por las tres formaciones. Es consciente de que a un militante del PSC le puede resultar complicado votar una lista en la que esté García-Albiol, líder de los populares en Cataluña, y que a un simpatizante del PP le pasaría exactamente lo mismo si tuviera que depositar su papeleta en favor de Miquel Iceta, primer secretario del PSC.

Precisamente desde la rama catalana del partido socialista salieron el sábado algunas de las voces más críticas contra este preacuerdo para la celebración de unas elecciones en enero. Su portavoz adjunta en el Parlamento autonómico, Alicia Romero, manifestó que no apoyan la aplicación del 155, y que no concederán «un cheque en blanco al PSOE» en el Senado hasta ver qué medidas concretas son las que se han alcanzado, amenazando así con volver a romper la disciplina de voto, esta vez en la Cámara alta.

De vuelta a las declaraciones de Carmen Calvo, además de avanzar una fecha para las autonómicas, la integrante de la ejecutiva socialista también ofreció pistas sobre las áreas de la Administración catalana que van a ser intervenidas. En primer lugar, a Puigdemont se le retirarían facultades, ya que ahora mismo solo a él le corresponde la convocatoria de unos comicios. Calvo también confirmó que, para una aplicación exitosa del 155, tanto los medios de comunicación públicos (TV3 y Catalunya Ràdio) como las fuerzas de seguridad (Mossos) deberían regresar a la ley: «Tienen que ser neutrales y cumplir con el Estatut y con la Constitución».

En todo caso, Rajoy oficializará las medidas en torno a las 12.30 horas de hoy.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El PSOE desvela un acuerdo para que el 155 lleve a elecciones catalanas en enero