El PSOE sale en defensa de los alcaldes socialistas catalanes amenazados

Pedro Sánchez cargó contra los independentistas, a los que acusó de «arrastrar» a la sociedad catalana a un «salto al vacío»


barcelona / colpisa

A dos semanas del 1 de octubre, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, hizo este domingo una defensa cerrada de los alcaldes socialistas que se han negado a colaborar con la organización del referendo sobre la independencia, lo que les está causando problemas en sus localidades, en forma de amenazas, insultos y coacciones. Ante buena parte de ellos, como es el caso de Nuria Marín (Hospitalet), Angel Ros (Lérida), Antonio Balmón (Cornellá) o Raquel Sánchez (Gavá), el líder socialista quiso tributarles un reconocimiento público, como «orgullo del socialismo».

«Sois lo mejor del partido. Resistid en defensa de la legalidad a los insultos y coacciones», afirmó durante su intervención en la Fiesta de la Rosa, que los socialistas catalanes celebran todos los años en Gavá (Barcelona). «Soportan una campaña de presión y acoso en Cataluña por parte de quienes no conocen la historia del socialismo, que nació para no agachar nunca la cabeza», remató.

Sánchez cargó contra los independentistas, a los que acusó de «arrastrar» a la sociedad catalana a un «salto al vacío», justo el día después de que Carles Puigdemont exhibiera un importante apoyo municipal, el de los más de 700 alcaldes que han sido citados por la Fiscalía por comprometerse a ceder locales para la consulta.

Una salida, aún es posible

A pesar de las posiciones enfrentadas de unos y otros, el secretario general del PSOE cree que aún «hay una salida para antes y después del 1 de octubre, sin necesidad de romper nada». Eso sí, esa pequeña vía de escape exige, a su entender, «diálogo, reforma de la Constitución y más autogobierno» para Cataluña. Por ello, instó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a que «dé el paso» para buscar una solución. En ese camino, dijo el líder de los socialistas, tendrá el «apoyo leal y sincero del PSOE».

También en la defensa de la legalidad y en la estrategia contra el referendo, aunque culpó al jefe del Ejecutivo central de la situación actual. «Hará lo que tenga que hacer, porque no ha hecho lo que debía: hablar y encontrar una solución», reprochó Sánchez.

Reproches a Colau

En el mismo acto, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, instó a los suyos a no tomar parte en el 1-O. «Es ilegal y no participaremos porque somos demócratas, no queremos un simulacro», aseguró. «No hay que ir, con nosotros no. Así no», fijó como receta del PSC para el 1-O.

Sánchez e Iceta emplazaron al Gobierno y los secesionistas a poner el «contador a cero» para iniciar el diálogo. Y a Colau el líder del PSC le criticó su acuerdo con Puigdemont y que no sepa si votará sí o no. Es hora de «empezar a pedir cuentas a todos aquellos que apoyan un proyecto que fractura», remarcó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El PSOE sale en defensa de los alcaldes socialistas catalanes amenazados