Los alcaldes socialistas se alzan contra las amenazas para que ayuden en el 1-O

Sánchez pide a Colau que se defina, pero descarta romper el pacto en el Ayuntamiento

.

Barcelona / Colpisa

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, salieron este martes en defensa de los alcaldes del partido en Cataluña, que, según denunció este último, han recibido amenazas, incluso de muerte, por su oposición al referendo ilegal. «¡Dejad a los alcaldes en paz!», clamó. Los dos dirigentes socialistas participaron en Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) en un consejo municipal abierto del PSC en el que se hizo público un comunicado suscrito por los alcaldes socialistas de más de 350 ciudades en el que reivindican el «derecho a la plena libertad de expresión sin intimidación, discriminación o amenazas, vengan de donde vengan», y acusan al Gobierno de la Generalitat de intentar traspasar a los ayuntamientos los preparativos del 1 de octubre para esconder su «debilidad política» y «culpar hipócritamente a aquellos que han decidido cumplir la ley».

Sánchez señaló que «el independentismo tiene todo el derecho a defender su causa, pero siempre dentro de la legalidad y el Estado de derecho; si supera la legalidad, pierde la razón, y la razón está de vuestro lado», animó a los alcaldes socialistas.

En otro acto celebrado por la mañana, Sánchez reprochó a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que «a quince días» del 1 de octubre no haya sido clara sobre el papel que desempeñará el Ayuntamiento ni sobre su disposición a ceder locales para la votación que pretende celebrar la Generalitat. El secretario general de los socialistas dejó claro que le gustaría que se sumara a los regidores del PSC en su negativa a facilitar la consulta ilegal, pero también se mostró contrario a retirar el apoyo que le prestan en el gobierno los socialistas de Cataluña si lo apoya. El PSC entró en el gobierno municipal en mayo del 2016, un año después de los comicios, tras sellar un pacto con Barcelona en Comú que permitió reforzar la posición de la alcaldesa Colau, entonces en débil minoría. En un desayuno organizado por El Periódico de Catalunya, el líder del PSOE matizó que no es a él a quien corresponde tomar una decisión sobre la continuidad o ruptura de ese pacto, pero defendió, en sentido genérico, que cuando uno se incorpora a un ejecutivo debe hacerlo «con todas las consecuencias» y que los socialistas asumieron en su momento el compromiso de mejorar la vida de los ciudadanos de Barcelona «hasta el final de la legislatura». Sánchez añadió que, en todo caso, el papel de los regidores es «fundamental» para que en Cataluña pueda abrirse una «ventana al diálogo».

Un juez suspende el acto prorreferendo autorizado por la alcaldía de Carmena

El Juzgado de lo Contencioso número 3 de Madrid ha suspendido de forma cautelar la cesión por parte del Ayuntamiento de Madrid de un local para la celebración el domingo de un acto a favor del referendo de Cataluña, como había pedido el PP en un recurso.

Así lo indicó ayer el portavoz de los populares madrileños, José Luis Martínez-Almeida, tras presentar el lunes un recurso contencioso-administrativo contra este evento, organizado por la asociación Madrileños por el Derecho a Decidir y solicitado por el número 41 de la lista Ahora Madrid, Pedro Casas. Según Martínez-Almeida, contra el auto del juez no cabe recurso aunque el Ayuntamiento regido por Manuela Carmena tiene tres días de plazo para presentar alegaciones. El auto recoge que la cesión del local implica «favorecer un acto de apoyo a una consulta convocada por una ley que ha sido suspendida por el Tribunal Constitucional».

Ferreiro y Noriega se remontan al Estatuto catalán para culpar al PP de frenar un acuerdo

s. luaña
.

Los alcaldes de las mareas gallegas mantienen su ambigüedad respecto al desafío independentista de Cataluña

Los alcaldes de las mareas gallegas, en una línea similar a la mayoría de los partidos surgidos tras el 15M, mantienen su ambigüedad respecto al desafío independentista de Cataluña y, si bien no se posicionan abiertamente a favor de la independencia, sí culpan al PP de no haber hecho nada para alcanzar algún tipo de acuerdo y se remontan para ello a los tiempos del Estatuto catalán y a la denuncia que los populares presentaron entonces en contra de algunos artículos.

El regidor de A Coruña, Xulio Ferreiro, pidió una solución política y que se deje de «golpear coa lei», en referencia a las denuncias del Gobierno en contra de las decisiones tomadas en los últimos días por el Parlamento de Cataluña. Ferreiro añadió que, hace años, los catalanes habían hecho una propuesta que tenía como finalidad seguir dentro del Estado español y que, sin embargo, la reacción del PP fue «frustrar todas e cada unha das expectativas dun marco de convivencia entre Cataluña e o Estado español», lo que a su entender «empurrou» al Parlamento catalán a la situación actual.

Seguir leyendo

Votación
1 votos
Comentarios

Los alcaldes socialistas se alzan contra las amenazas para que ayuden en el 1-O