La ejecutiva de Podemos estudia romper el grupo parlamentario catalán

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado LA VOZ / MADRID

ESPAÑA

La diputada de Podem que retiró las banderas se rebela contra Pablo Iglesias. Anticapitalistas, la corriente interna liderada por Miguel Urbán, apoya la «legítima» ley del referendo y llama a «desobedecer» al Constitucional

08 sep 2017 . Actualizado a las 13:58 h.

Los enfrentamientos y la división en Catalunya Sí que es Pot han alcanzado un punto sin retorno. La coalición bajo la que se presentaron a las elecciones autonómicas en Cataluña del 2015 Podemos, los verdes de Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), Izquierda Unida y Equo corre el serio peligro de desaparecer, al menos de la forma en la que nació y bajo la que caminó durante estos dos años.

Las diferencias entre las distintas corrientes que integran esta coalición ya eran constantes y manifiestas, pero el pasado miércoles, durante el pleno en el que se aprobó la celebración del referendo ilegal del próximo 1 de octubre, el vaso recibió la gota que puede colmarlo y, así, hacer estallar al grupo parlamentario por los aires.

Las tensiones se escenificaron en la votación para alterar el orden del día con el fin de introducir la votación de la ley del referendo, cuando tres de los diputados de Podem, la marca empleada por Podemos en Cataluña, abandonaron sus escaños para mostrar su total desacuerdo con Joan Coscubiela, portavoz parlamentario del grupo, quien impidió que la formación morada expresara su propia opinión en el asunto. El que encabezó esa salida fue Albano Dante Fachin, secretario general de Podemos en Cataluña, que viene manteniendo un importante pulso con Pablo Iglesias al discrepar de forma pública sobre cómo debe posicionarse su formación respecto al desafío secesionista. Mientras desde Madrid le piden una cosa, en Barcelona hacen otra distinta. Así, Podem tiene decidido convocar a su ejecutiva para discutir si se mantienen en el mismo grupo parlamentario que ICV, la formación con la que mantuvieron la disputa. «Si ICV no quiere mantener la pluralidad del grupo, quizá ICV no tenga que estar en el grupo», recoge Europa Press en unas palabras atribuidas a fuentes de la formación morada.