El juez Andreu impone orden y reparte la investigación entre todas las policías

Encarga a la Nacional que indague en las conexiones internacionales de los yihadistas


Madrid / Colpisa

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu y la Fiscalía han comenzado la segunda fase de la investigación de los atentados yihadistas en Barcelona y Cambrils. La autoridad judicial tiene la mirada puesta en dos líneas de trabajo. Por un lado, indagar las posibles conexiones que la célula desarticulada tuvo en el extranjero, en concreto en Francia, Bélgica y Marruecos. Del otro lado, conocer dónde adquirieron una «ingente» cantidad de acetona -hasta el momento se tiene constancia de 500 litros- los días 1 y 2 de agosto pasado así como el material necesario para la confección de explosivos, según fuentes jurídicas consultadas.

Tras una primera parte de la investigación centrada principalmente en averiguar las identidades de los terroristas de Cataluña y reconstruir «en la medida de lo posible» el masivo atropello mortal de las Ramblas de Barcelona y el ataque en la localidad turística de Tarragona, ahora se inicia una segunda fase en la que toman protagonismo los vínculos de los ocho sospechosos fallecidos con París, Bruselas y Rabat, para lo que la Fiscalía de la Audiencia Nacional ya prepara las comisiones rogatorias correspondientes.

En este punto, será la Policía Nacional y no los Mossos d’Esquadra, responsable hasta ahora de la investigación policial, el cuerpo que se haga cargo de las pesquisas dada su competencia internacional. Tendrá que indagar los viajes realizados por los integrantes de la célula yihadista a París en la últimas semanas. Hasta ahora, la Fiscalía parisina ha confirmado que el imán de Ripoll y otros dos terroristas muertos estuvieron en la capital francesa el 11 y 12 de agosto. Fue un viaje relámpago, pasaron por dos centros comerciales y durmieron en un hotel al sur de París.

La hipótesis principal es que el objetivo prioritario era hacerse con los detonadores que necesitaban para hacer estallar los artefactos explosivos que preparaban en el chalé de Alcanar. Entre los escombros han aparecido el resto de los elementos necesarios para las explosiones que preparaban, pero no los detonadores.

Asimismo, los agentes tratarán de reconstruir los tres meses que Abdelbaki es Satty pasó en Vilvoorde, en la periferia de Bruselas (Bélgica) entre enero y marzo del 2016, donde no pudo ejercer como imán en un pequeño pueblo vecino, Diegem, tras no aportar el certificado de penales.

Del mismo modo, otra línea de seguimiento son los viajes realizados por el imán a Marruecos, donde residía su familia en una aldea al norte cerca de Chefchaouen.

La policía belga contactó con los Mossos para pedir información sobre el imán de Ripoll

Europa Press

Un alto cargo de la comisaría general de información respondió que Es Satty «no era conocido»

La consellería de Interior confirmó este jueves que un mando de los Mossos d'Esquadra recibió de forma informal una petición de información por correo electrónico sobre el imán de Ripoll (Gerona) Abdelbaki es Satty por parte de un policía de Vilvoorde (Bélgica), a quien había conocido durante unas jornadas. Según detallan las mismas fuentes, un agente de la policía de Vilvoorde remitió en marzo del 2016 un email a un mando de la comisaría general de información de la policía catalana preguntándole si tenían datos sobre el imán, que había pedido trabajo en esa localidad belga.

Seguir leyendo

Los explosivos

Las fuentes jurídicas consultadas no tienen duda de que Es Satty radicalizó y dinamizó al resto de terroristas, pero aseguran que de momento no han encontrado a la persona que les instruyó en el uso de explosivos, aunque podría tratarse finalmente del imán, ya que, como parece, recibió un curso rápido a partir de los manuales de instrucción del Estado Islámico por Internet.

En esta segunda fase también se analizarán con mayor cautela detalles concretos de las pesquisas, como los resguardos de compra hallados, algunos de ellos casi calcinados, en la masía de Riudecañas (Tarragona) y que sirvió de guarida para la célula. Dichos tickets revelan la compra de los 500 litros de acetona así como de material necesario para la confección de artefactos explosivos (entre 100 y 150 kilos). Estas pesquisas las seguirán llevando los Mossos, cuyo responsable de Información se reunió ayer con el juez Andreu y mandos de Policía y Guardia Civil en la Audiencia Nacional.

Abdullah Ahram, el terrorista cordobés hijo de Tomasa Pérez

La Voz / Agencias
;
El Estado Islámico amenaza por primera vez en castellano con recuperar Al-Ándalus El vídeo finaliza con una imagen de Mariano Rajoy y el Rey Felipe VI

La madre del yihadista que amenaza a España en un vídeo se convirtió al islam cuando siendo menor de edad se casó con Abdellah Ahram, un marroquí que cumple condena por pertenecer a una célula terrorista

El Estado Islámico ha publicado un vídeo en el que amenaza a España por primera vez en castellano. Y quien está detrás de las duras advertencias es Abdullah Ahram Pérez, conocido como Al Qurtubí -en español, el cordobés- un terrorista de 22 años hijo de Tomasa Pérez, una analuza a la que la Policía Nacional y el CNI comenzó a investigar en el 2014 por su presunta vinculación con el yihadismo, según recoge el Diario de Córdoba.

Según ha explicado el codirector del Observatorio de Seguridad Internacional José María Gil, en declaraciones a Europa Press, el joven yihadista es «un tipo muy peligroso» que actúa como «dinamizador» en las redes sociales y que siempre ha mostrado «una verdadera obsesión» con la recuperación de Al Ándalus.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El juez Andreu impone orden y reparte la investigación entre todas las policías