Los vigilantes de El Prat dejan la huelga en suspenso tras el ataque

También se aplaza una semana el inicio de los paros en Santiago


redacción / La Voz

Los vigilantes de seguridad de la empresa Eulen encargados de los controles en el aeropuerto barcelonés de El Prat decidieron ayer suspender temporalmente la huelga indefinida que mantienen desde el lunes, tras el atentado sufrido en la capital catalana.

Los empleados acudirán mañana a sus puestos de trabajo con normalidad, aunque no formen parte de los servicios mínimos, según anunciaron fuentes sindicales. Asimismo, los trabajadores han desconvocado una manifestación que habían convocado para esta tarde en la avenida Diagonal de la capital catalana.

La decisión de dejar en suspenso la huelga se produce en un momento de alta tensión laboral después de que el Gobierno pusiera en marcha el procedimiento para que se dicte un laudo arbitral de obligado cumplimiento para zanjar el conflicto de El Prat, un proceso que se inicia con la elección del árbitro que lo dictará.

Precisamente, los trabajadores y la empresa habían decidido ayer dejar en manos del Ejecutivo la asignación del árbitro, al no lograr consensuar un candidato.

Los representantes de los trabajadores han decidido no proponer ningún nombre porque «no ven sentido a participar en este proceso cuando creemos que el laudo es ilegal y lo vamos a denunciar ante los tribunales», explicó el asesor del comité de huelga, Juan Carlos Giménez.

En todo caso, la suspensión de la huelga y, sobre todo, las consecuencias del ataque terrorista en la ciudad, pueden obligar a modificar el calendario diseñado por el Ministerio de Fomento para resolver el conflicto laboral en El Prat. 

Aplazamiento en Galicia

Los vigilantes de El Prat no han sido los únicos que han decidido dejar en suspenso sus protestas tras el atentado de ayer. También el personal de seguridad del aeropuerto de Santiago de Compostela ha acordado aplazar una semana el inicio de la huelga que estaba convocada para este domingo, a pesar de que la negociación entre el comité y la empresa Prosegur terminó ayer sin acuerdo.

«Creemos que ahora mismo no están las cosas para estar con paros y todavía menos en infraestructuras críticas como un aeropuerto. Queremos que los pasajeros estén tranquilos», explicó el portavoz de UGT, Juan Manuel Carreira, en declaraciones recogidas por Efe.

La huelga no se iniciará, así, al menos hasta el próximo fin de semana, aunque empresa y sindicato han acordado celebrar antes una reunión, que todavía no tiene fecha, pero que podría fijarse para el jueves, para hacer un nuevo esfuerzo por acercar posturas.

Colas para donar sangre y taxis y hoteles para los afectados

La respuesta ciudadana al terrorismo fue, de nuevo, la solidaridad. Se notó en los hospitales y los bancos de sangre, que registraron un volumen de donaciones cuatro veces superior al habitual en un día normal en Barcelona y que han alargado sus horarios para atender a todas las personas que se acercaron a los centros médicos. También en las calles de la ciudad, donde los taxistas transportaron gratis a los transeúntes que se vieron atrapados por el atentado en las Ramblas.

Los vehículos de la asociación Elite Taxi, a la que pertenecen unos 2.000 taxis barceloneses, se acercaron al centro de la ciudad y se ofrecieron a los ciudadanos y turistas que se encontraban en la zona para llevarles a sus casas u hoteles.

Para atender a los turistas que se alojaban en la zona acordonada, tanto Turismo de Barcelona como la Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona pusieron a disposición de los afectados habitaciones de hotel y pisos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los vigilantes de El Prat dejan la huelga en suspenso tras el ataque