Los allegados a la familia de la niña desaparecida en Málaga: «Solo la perdieron de vista dos minutos»

La autopsia avala la hipótesis de que la niña desaparecida cuando sus padres cenaban fue golpeada por un tren tras perderse y deambular toda la noche por las vías

;
Hallado sin vida el cuerpo de la niña de tres años desaparecida anoche en Pizarra Ha sido localizado cerca de las vías del tren, a unos 3 kilómetros del pueblo y con un golpe en la cabeza

La tragedia empezó a escribirse a las 23.20 de la noche del miércoles, cuando Antonio y Almudena se percataron de que su hija Lucía, de 3 años, había desaparecido mientras jugaba con sus primos en el bar La Estación de la localidad malagueña de Pizarra, el lugar donde estaba cenando la familia. La última vez que la vieron fue cerca de una de las dos puertas de este antiguo apeadero de tren que daba a las vías. La visibilidad era escasa. Los padres pidieron ayuda y decenas de vecinos se organizaron y comenzaron a realizar batidas en los alrededores del pueblo. «Solo la perdieron de vista dos minutos», recordaba este jueves consternado el alcalde de Pizarra, Félix Lozano.

La madrugada del jueves pasaba y no se sabía nada todavía de Lucía, hasta que el conductor de un tren de cercanías que cubre la línea entre Málaga y Álora vio algo extraño. A las 7.10 horas, con las primeras luces del día, se encontró el cuerpo sin vida de Lucía con un fuerte golpe en la cabeza. El punto donde se localizó el cadáver estaba a siete kilómetros por carretera del lugar donde desapareció y a tres siguiendo la vía del tren. Los primeros datos de la autopsia, conocidos este jueves, revelan que el cuerpo solo presenta un fuerte traumatismo craneoencefálico y ningún otro golpe en el cuerpo.

La primera conclusión de la autopsia, realizada con la máxima celeridad, asienta la principal hipótesis de los investigadores: que se trató de una muerte accidental. El relato con más peso sobre lo que pudo suceder apunta a que la menor se despistó en el bar donde se encontraba con sus padres, siguió la vía del tren a lo largo de tres kilómetros, se cansó y se acurrucó en la vía. La pequeña moriría después de ser golpeada por el primer tren de cercanías entre Málaga y Álora, en circunstancias que no han sido detalladas aún.

Esta es la principal hipótesis, aunque todavía no se descartan otras posibilidades. Antes de conocerse el resultado preliminar de la autopsia, el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, ya había avanzado que la investigación apuntaba a un accidente ocurrido después de que la pequeña se desorientara, descartando «en principio» la hipótesis de que fuese secuestrada.

El levantamiento del cadáver de la niña se produjo a las 10.15 de la mañana, cuando el pasaje del tren que se encontraba detenido en el lugar donde apareció Lucía ya había sido trasladado en autobús a su punto de destino. El hallazgo del cuerpo conmocionó a los vecinos de Pizarra, localidad de unos 9.300 habitantes, y algunos de ellos mostraron su incredulidad sobre la hipótesis del accidente, ya que les resultaba extraño que la menor caminara sola tanto tiempo sin que nadie la viera.

Tres días de luto

El padre de Lucía, Antonio Vivar, es de Pizarra y su madre, Almudena Hidalgo, es de Alhaurín el Grande (Málaga), municipio donde residen. Los dos ayuntamientos, junto con el de Álora, decretaron tres días de luto por la muerte de la niña.

El Juzgado número 13 de Málaga, de guardia de incidencias, ordenó ya la entrega del cuerpo de la menor a la familia, según fuentes judiciales. Ello permitirá que la niña pueda ser enterrada este viernes en Alhaurín el Grande. La alcaldesa de esta localidad malagueña, Antonia Ledesma, informó de que habrá una misa previa al sepelio de Lucía y se oficiará a las 17.00 horas en la capilla situada junto al cementerio de San Gaudencio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
77 votos
Comentarios

Los allegados a la familia de la niña desaparecida en Málaga: «Solo la perdieron de vista dos minutos»